LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 68

Ayer 96

Esta Semana 367

Este Mes 1712

Total 3568745

Currently are 176 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Foto ilustrativa.

Salud - Recomiendan proteger la piel para evitar los efectos nocivos del sol.

Fuente:¨Prensa Gobierno de Salta

 

El servicio de Dermatología del San Bernardo brinda consejos para protegerse durante las vacaciones de verano.

En esta época, una mayor superficie cutánea está expuesta a la radiación solar. Ello supone, en primer lugar, que la piel se expone a la radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegerla. En segundo lugar, es un momento ideal para revisar la piel y detectar de forma precoz cualquier tipo de lesión problemática.

Durante el verano, ciertas enfermedades cutáneas como psoriasis y eczemas, mejoran, pero existen otras que pueden empeorar, como melasma, lupus y rosácea.

Ante las altas temperaturas, es fundamental el cuidado de la piel, tanto en niños como en adultos. Estas son algunas recomendaciones a tener en cuenta al momento de disfrutar de los espacios al aire libre:

-Evitar exponerse al sol entre las 11 y las 16, ya que los rayos ultravioletas, que en ese horario llegan con mayor intensidad, producen envejecimiento cutáneo y pueden ocasionar cáncer de piel.

-Utilizar protector solar de un factor de protección 30 como mínimo, aplicándolo con una frecuencia de tres horas. Se debe aplicar media hora antes de la exposición al sol y renovar cada dos horas y luego de entrar al agua. El protector solar debe usarse aún en días nublados, ya que la radiación está presente.

-Usar anteojos con protección a las radiaciones ultravioleta, sombreros y ropa adecuada para proteger la piel.

Control médico periódico

Se recomienda realizar una consulta anual al dermatólogo para controlar la piel y los lunares. De esta manera, se busca prevenir o detectar de forma precoz lesiones que puedan llegar a ser cancerígenas.

El servicio de Dermatología del hospital San Bernardo atiende de lunes a viernes de 8 a 12 y lunes y martes también de 14 a 16. Los turnos se otorgan a través de la línea de atención ciudadana 148.

Este servicio atiende más de 800 consultas al mes por diversas patologías de la piel como psoriasis, eczemas, acné, alopecia (caída de pelo), dermatitis, melasma (manchas y lunares sospechosos); entre otras.

Como subespecialidad, se encuentra disponible lunes, martes y viernes de 8 a 12, un consultorio de podología. Los turnos deben solicitarse en la Unidad de Gestión de Pacientes del nosocomio.

También se cuenta con un consultorio de cosmiatría, donde se recibe a pacientes derivados por dermatólogo, para aplicación de medicación y seguimiento de tratamiento de algunas patologías.

Sobre el cáncer de piel

Una parte importante de la Dermatología la constituye el cáncer de piel, de gran incremento en los últimos años al estar estrechamente relacionado con la exposición solar. De ahí la importancia de su prevención, sobre todo en esta época del año.

El cáncer de piel es el tipo más común de los cánceres en el ser humano y curable en la mayoría de los casos. Una de las causas más importantes es la exposición a la radiación ultravioleta (RUV) proveniente del sol y otras fuentes artificiales, como camas solares.

El melanoma es el cáncer de piel más grave debido a que puede diseminarse y, si bien representa el 5% de los diferentes cánceres de piel, es el causal del 90% de las muertes por esta enfermedad.

Es fundamental la detección temprana de lesiones sospechosas para poder actuar a tiempo. El 90% de los casos de cáncer de piel (no melanoma), pueden ser curados si se detectan a tiempo.

Los signos más habituales son: mancha rosada o rojiza, áspera al tacto y que se vuelve cada vez más rugosa o escamosa. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol: cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas. Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo. Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto. Lunar que cambia su coloración, sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece, pica o se inflama.