LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 48

Ayer 161

Esta Semana 48

Este Mes 2844

Total 3606374

Currently are 67 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

La pedagoga Ana María Hernández fue consultada por la evaluación nacional “Aprender 2016” cuyos resultados fueron difundidos ayer. “Los niños y adolescentes son el resultado de lo que hicimos y dejamos de hacer los adultos”, enfatizó.

Hernández es una mujer de larga y reconocida experiencia en el ámbito educativo y al ser consultada por los resultados de la evaluación nacional difundidas ayer, manifestó que los números no la sorprendieron y remarcó que “los niños y adolescentes son el resultado de lo que hicimos o dejamos de hacer los adultos desde los lugares que ocupamos como padres,  docentes y cómo sociedad”.

Así lo declaró en el programa “Hablemos de política” que se emite todas las tardes por FM Aries luego de escuchar los números difundidos por la presidencia de la nación sobre el desempeño por debajo del nivel básico en los estudiantes secundarios evaluados: 23% en lengua; 41% en matemáticas; 17% en naturales; y 19% en Sociales.

Hernández no dudo en atribuir como una de las causas centrales de esa situación al hecho de que la escuela, como institución, “fue obligada a correrse de la situación sustantiva que le corresponde para encargarse de la contención, de hacer de comedor de niños y hasta reemplazar en funciones que son propias de la familia. De allí que la escuela debe ocuparse de lo que jamás debería haber abandonado: la de ser el lugar en donde individual y colectivamente se construyen saberes”.

En ese sentido también abogó para que el docente se interprete como parte del problema y no como un actor ajeno a él, en tanto es el docente, remarcó, el responsable de poseer el conocimiento y por lo tanto “es quien tiene la obligación de saber”.

Finalmente y tras asegurar que se puede salir de la situación terrible en la que nos encontramos, aseguró que ello requiere la firme decisión de “pensar una educación que responda a un proyecto de país. Cuando esto queda definido, es más fácil empezar a caminar”, declaró.