LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 12

Ayer 135

Esta Semana 12

Este Mes 2700

Total 3669168

Currently are 82 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Brindaron una capacitación sobre  el tema de la violencia obstétrica

Rosario de la Frontera - Moderna sala de partos con que cuenta el hospital materno infantil de Salta. Se convocó a los integrantes de la comunidad rosarina a profundizar sus conocimiento acerca de esta problemática, a visibilizar el tema y a lograr el pleno respeto a los derechos de las mujeres.

Fuente:El Tribuno On Line

 

 

En el Consejo Municipal de la Mujer se dio una charla capacitadora acerca de la violencia obstétrica, un problema de siempre, pero que recién ahora se empieza a visibilizar.

María Sara Miranda, vicedirectora del Observatorio de la Mujer, de Salta, junto a Pablo Hirtz, comunicador social y miembro del equipo técnico, brindaron una charla con muchos ejemplos acerca de esta problemática, ante diferentes interesadas que se llegaron al Consejo y pudieron intercambiar testimonios, como así también vivencias propias y ajenas.

En diálogo con El Tribuno, Miranda dio a conocer muchos detalles acerca de la violencia que se ejerce las parturientas desde tiempo inmemorial y puso varios ejemplos dignos de ser tenidos en cuenta por todos.

Diferentes tipo de violencia

"Hay diferentes tipos de violencia, entre ellas la violencia obstétrica, que es toda aquella que sufre la mujer cuando se produce la falla en la patologización de su embarazo y la medicación, lo que lleva a no permitirle a esa mujer decidir acerca de la forma que ella quiere tener su parto, en la medida en que lo pueda hacer y la institución esté preparada para esa elección por parte de la mujer", definió la abogada Miranda.

Hay en la actualidad varios tipos de ejemplos, entre ellos "las distintas formas en que puede tener a su bebé; el parto natural, que es un parto que lleva un tiempo, y que ese tiempo debe ser respetado, es decir que preparar ese parto no significa cuestionar ni apurar los tiempos biológicos de esa mujer para que llegue a ese parto natural o sea vía vaginal".

Parto por cesárea

Otro de los temas abordados por el Observatorio fue el parto por cesárea. Respecto a esto, Miranda aclaró que "solamente deben ser casos excepcionales, sino que por sobre todas las cosas la mujer debe estar informada acerca de todas las prácticas que se le vayan a realizar. Y esa información que le brinden debe ser exacta y tomada de manera consciente por la interesada respecto a las diversas prácticas, que aparecen como algo normal y están muy naturalizadas cuando no debería ser así".

 

 

"Por ejemplo, puede haber un desprendimiento de bolsa o membrana cuando la mujer ya está en un estado avanzado del embarazo y es común que se le realicen muchas veces prácticas tales como el tacto vaginal, que puede producir un inmenso dolor y encima se lo realizan varias veces sin antes haberla informado", afirmó la abogada.

El respeto al tiempo del trabajo de parto

Respecto del trabajo de parto en sí, la especialista aclaró que es fundamental respetar los tiempos de la mujer parturienta y que muchas veces ese tiempo no se condice con los tiempos médicos.
“Hay muchos casos en que los trabajos del parto llegan hasta a 20 horas o más. Por eso es fundamental respetar ese tiempo biológico y esperar hasta que ese bebé nazca mediante parto natural. Ahora bien, si no se puede por ese medio, ya sea por una cuestión física u algún otro motivo, el médico o los profesionales intervinientes deben informarle claramente a la mujer el motivo por el cual le van a realizar una cesárea”, advirtió la disertante.
Y agregó que “lo mismo pasa con la medicación que le van a aplicar. Las mujeres deben estar informadas acerca de qué es lo que el profesional le va a suministrar y para qué. Deben sí o sí explicarle para qué se le está aplicando dicha medicación y toda práctica que se le vayan a realizar”.
Más adelante, especificó que “en las prácticas de tipo quirúrgico, los médicos tienen que tener el consentimiento de esa mujer, consentimiento que debe ser informado y explicado claramente de manera verbal”.
Y en este punto realizó la salvedad de que “se entiende que algunas veces puede ocurrir una urgencia en el trabajo de parto. Por eso siempre es necesario que durante el embarazo vayan sabiendo y conociendo todos sus derechos porque ante cualquier urgencia, además del conocimiento, deben firmar por escrito un consentimiento sobre la práctica que le van a realizar”.
“Las mujeres tienen todo el derecho de preguntar absolutamente todo a su médico (en especial si corre el riesgo que le hagan alguna cirugía invasiva seguida de alguna medicación. Asimismo, el médico tiene la obligación de responder todas y cada una de las dudas de la paciente, lo mismo acerca de su medicación. No importa la condición social o económica de la mujer, las leyes así lo establecen”, finalizó Miranda.