LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 2

Ayer 115

Esta Semana 439

Este Mes 2746

Total 3609974

Currently are 24 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Adrián Quiroga

Adrián Quiroga

 

Disparos, pedradas, golpes, policías y aborígenes lesionados, fue el saldo de un brutal enfrentamiento que se produjo el fin de semana en la zona norte de San José de Metán.

Todo comenzó cuando en un procedimiento de rutina una patrulla demoró e identificó a varios jóvenes que se encontraban en inmediaciones del barrio La Misión. Según la versión de la fuerza, uno de ellos se resistió al procedimiento de rutina y por eso fue trasladado a la dependencia.

Luego varios aborígenes, entre ellos, el cacique wichi Marciano Monte de Oca, concurrieron a la comisaría 30 a pedir explicaciones y a exigir en forma pacífica la liberación del miembro de su comunidad.

El muchacho fue liberado luego de los trámites de rigor y los vecinos regresaron al barrio. Pero a la media hora, efectivos policiales de distintas divisiones iniciaron otro procedimiento en el sector, ya que hubo llamados de vecinos que alertaron sobre incidentes.

"Los policías estaban como locos. Hicieron muchos disparos y a medida que avanzaban golpeaban a todos los que aparecían en su camino. Fue un abuso policial, además algunos de los efectivos tenían olor a alcohol y estaban coqueando", dijo Monte de Oca a El Tribuno.

El cacique aseguró que no había desmanes en el barrio y que no entienden el motivo del megaoperativo en el lugar. "A mí me golpeó en la cara un policía cuando yo estaba conversando con otro uniformado que tenía el rostro cubierto. Caí al piso y mi familia salió a defenderme. Mi hija, Patricia, fue baleada con balas de goma en ambas piernas y tuvo que ser internada", añadió.

Marciano Monte de Oca dijo que debido a los abusos policiales ya intervinieron abogados de las comunidades aborígenes y de derechos humanos.

La versión policial

"Primero se hizo un patrullaje preventivo en la zona cuando se detectó la presencia de varios hombres que estaban provocando desorden, se procedió a la identificación y al traslado de uno porque no colaboró con el procedimiento. Luego recuperó la libertad con una causa contravencional", dijo el segundo jefe de la Unidad Regional 3, comisario inspector Guillermo Sánchez.

"A la media hora tomamos conocimiento de incidentes en la vía pública en ese sector por lo que se constituyó el personal que fue agredido a pedradas. Se intentó disuadirlos, pero desde las casas salieron otras personas que también agredieron a los efectivos que se vieron superados en cantidad, por lo que se tuvo que hacer uso de armas disuasivas", destacó.

"Debido al ataque, resultaron lesionados seis policías. Estas personas tuvieron una lucha cuerpo a cuerpo con los efectivos, intentaron arrebatarle el arma reglamentaria a uno y le sustrajeron un cargador", remarcó Sánchez. También hubo un móvil dañado.