LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 35

Ayer 150

Esta Semana 734

Este Mes 2684

Total 3619370

Currently are 35 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Para algunos el día arrancó bien temprano.

Matías Guerrero comenzó a preparar sus cosas a las cuatro de la madrugada, varias horas antes del amanecer en Rosario de la Frontera. Con paciencia y mucha antelación acomodó sus enormes parrillas, mesas, sillas, manteles y cubiertos, junto a la carne que luego iba a cocinar para participar del segundo torneo del asado criollo que se realizó en esta localidad del sur provincial.

Aquí se develaron muchos de los secretos que hacen que la típica comida argentina tenga un sabor único.

Para varios de los concursantes el secreto está en el uso de leña en vez de carbón. En este punto son varias las especies de maderas que se pueden usar, entre las que se cuentan: quebracho blanco y colorado, tusca y algarrobo.

“El uso de leña le da otro sabor a la carne, es más sabrosa” expresó Guerrero, rosarino de 38 años, que suele preparar asado y locro en grandes cantidades para fiestas patronales u otros eventos tradicionales.

Para esta ocasión, el asador preparó 45 kilos de carne a la parrilla, pero esto parece poco si se tiene en cuenta que la mayor cantidad de asado que alguna vez preparó fueron de 110 kilos.

Por su parte, Sergio Segovia fue uno de los participantes más jóvenes, a sus 23 años y vestido de gaucho se animó a cocinar no solo con parrilla sino también a la cruz.

Esta última forma de preparación requiere un tiempo mayor de cocción. “Se necesita un mínimo de tres horas” afirmó Segovia, quien desde las 8 de la mañana había preparado el fuego para la ocasión.

Cocinar “a fuego lento” es uno de los secretos para que la carne se cocine bien y salga sabrosa.

Al menos dos horas de cocción se necesitan para un buen asado, afirmó Sebastián Guardo, quien cocinó 32 kilos de carne.

De generación en generación

Muchos de los concursantes aprendieron el arte de cocinar asado a la parrilla o la cruz de sus padres o abuelos.

Sergio hizo su primer asado para festejar sus 18 años y afirmó que aprendió viendo a sus tíos y a su padrino, quien lo acompañó en el concurso.

Matías también aprendió de su papá, con quien comparte el oficio de ser carnicero.

Pero este no fue el caso de Sebastián, que se introdujo en los secretos del buen asado trabajando para el catering de “Nene” Amaya, desde hace nueve años.

Los ganadores

El premio para el mejor asador se lo llevó Mario Díaz, de 67 años, quien recibió la distinción con mucha emoción.

Mientras se secaba las lágrimas expresó: “Estoy feliz de la vida” y se llevó $10000 junto a una tabla de asado artesanal.

Su familia lo acompañó. Una de sus hijas no se separó de su lado desde que llegó y pasó junto a su padre a recibir el premio.

Consultada sobre el secreto de su padre para ganar, Estela dijo: “El secreto es que le pone mucho amor”.

El segundo premio fue para Luis Ibarra. “Mi secreto es la humildad, hacemos asado todos los domingos” dijo, el ganador de $4000 y una tabla de asado artesanal.

El tercer premio fue para Roberto Jurado, que se llevó $2000 y una tabla de asado artesanal.