LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 26

Ayer 106

Esta Semana 240

Este Mes 2547

Total 3609775

Currently are 41 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Adrián Quiroga

Adrian Quiroga

 

Con la reciente suspensión de otro empleado ya son nueve los trabajadores del Poder Judicial Distrito Sur, Metán, que son investigados por supuestos incumplimientos en el desempeño de sus funciones.

Extraoficialmente se confirmó ayer que fue sancionado otro trabajador. Se trata de Ramiro Gramaglia, hijo del senador Roberto Gramaglia. El joven se desempeña como sumariante en el Tribunal de Juicio, Sala II, Vocalía II.

El mes pasado, por una disposición de la Secretaría de la Superintendencia de la Corte de Justicia, ocho empleados habían sido suspendidos de manera provisoria.

La noticia causó un gran revuelo en la institución que administra justicia, donde los mismos trabajadores comenzaron a señalar que son muchos más los involucrados y que se estaba cometiendo una gran injusticia.

"Son muchos los que marcaban las horas extras, se retiraban y luego regresaban a la hora de la salida. No son solamente esos ocho, porque también está el hijo de un político que no había sido señalado en un principio, sino que hay más gente involucrada", dijo indignado uno de los empleados sancionados anteriormente a El Tribuno.

La situación cambió el ambiente laboral en el Distrito Sur, donde se habla de traiciones y hasta de fuertes internas. Lo que gatilló la polémica fue justamente la falta de sanción al hijo de senador Gramaglia que no estaba en la lista inicial.

Seguirán los controles

Los involucrados son empleados administrativos y profesionales. Según pudo saberse, un control de rutina de asistencia y permanencia detectó las irregularidades porque no se encontraban cumpliendo sus funciones en el horario de trabajo. Debido a esto, las autoridades judiciales encargadas de la investigación solicitaron el respaldo de las cámaras de seguridad de la Ciudad Judicial y las imágenes comprobaron las sospechas.

Los involucrados, supuestamente, entraban a realizar horas extras y marcaban sus ingresos en los relojes biométricos para huellas digitales. Pero según mostraron las cámaras, se retiraban de sus lugares de trabajo y retornaban a marcar nuevamente en el horario de salida.

Lo que se sospecha, y es un comentario generalizado en la institución, es justamente que habría más involucrados y que eran muchos lo que cometían la irregularidad para cobrar más dinero sin trabajar.

"Las imágenes muestran cuando registraban el ingreso y se retiraban por una puerta lateral, luego volvían y salían. Todo esto en el supuesto cumplimiento de horas extras para percibir un adicional sobre el sueldo y mejorar sus haberes", confirmó una fuente judicial.

Los empleados que están siendo investigados por la presunta irregularidad fueron notificados y recibieron 15 días de suspensión sin goce de haberes. Algunos de los sancionados ya retornaron a sus lugares de trabajo, pero los trámites administrativos por las presuntas irregularidades continúan.

Un secretario cuestionado

En medio de la polémica apareció muy cuestionado por empleados, funcionarios y hasta por jueces, el secretario administrativo del Poder Judicial distrito sur, Pablo López, quien actualmente se encuentra de licencia programada. López está siendo criticado con dureza por el desempeño de sus funciones y por su parcial intervención en las sanciones de los empleados.

Los Gramaglia

Además de Ramiro Gramaglia, su hermano Matías se desempeña en la Defensoría Penal II. Y también las esposas de ambos funcionarios trabajan en Tribunales.

Por otra parte, otro hijo del legislador metanense, Marcos Gramaglia, renunció recientemente a su cargo como concejal del partido Renovador de Salta porque recibió un cargo como odontólogo del hospital del Carmen de Metán.

“Mis hijos hicieron sus propias gestiones”

Por su parte, el senador Roberto Gramaglia negó haber influenciado o realizado gestiones para que sus hijos y sus respectivas esposas ingresaran a trabajar en el Poder Judicial, distrito Sur, Metán. 

“Ellos generaron sus propias iniciativas y gestiones y se procuraron sus trabajos. Además, rindieron exámenes o concursos”, dijo el legislador ante los cuestionamientos visiblemente ofuscado por la pregunta periodística.
Como se recordará, Roberto Gramaglia fue durante 20 años intendente de San José de Metán y desde hace cinco se desempeña como senador provincial por el departamento.
“Nunca tuve incidencia en la Justicia, sencillamente porque es otro poder. Tampoco hice nombrar ni dar cargos a nadie de mi familia o de otras relaciones en ninguna dependencia. Los empleados que nombré durante mi gestión como intendente fueron para cubrir cargos que ameritaban esas decisiones y nunca hubo acomodos con nadie”, remarcó el actual legislador provincial.
Con respecto a la sanción que recibió su hijo Ramiro, dijo: “Mis hijos son mayores de edad y, como siempre les digo, deben ser responsables por sus actos. Si alguno cometió alguna falta deberá responder por eso”.