LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 237

Ayer 191

Esta Semana 1867

Este Mes 7758

Total 3623484

Currently are 81 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

Eric Zamora, en dialogo con FM La Esperanza, ratificó lo publicado en diferentes medios de comunicación, sosteniendo que fue amenazado por llevar adelante reiteradas denuncias y manifestaciones públicas contra las fumigaciones con agroquímicos en Las Lajitas.

"vengo denunciando desde 2016 y no soy el primer denunciante de esta situación, principalmente en Río del Valle".

- Denunciaste una amenaza de muerte ¿Cómo se dio esta situación? ¿Fue de alguien en particular?

A medida que esto se visibilizó y se hizo viral a través de un video que yo hice en las redes, un día tengo la visita a mi casa de un productor sojero de gran porte económico, el cual me hizo un par de propuestas económicas y laborales para cesar con esta lucha. Ante la negativa, me terminó amenazando de muerte. El tipo se retractó, pero yo estaba con dos personas que escucharon todo. Me dijo que me iban a matar si esto continuaba. El tipo vino a mi casa y me planteo que venía en nombre de otro productor sojero de gran porte económico de acá de la zona, como asi también me mencionó a uno que es dueño de aviones fumigadores que es el más interesado en resolver esta situación. Nosotros analizamos que esto tiene mucha gravedad para la salud de muchas personas y por eso ellos estan muy interesados en que esto no se siga visibilizando.

 - ¿Cuándo se dio esta situación y cuándo la denunciaste?

Esto ocurrió el día 9 de enero. Fue una charla bastante extensa que tuve con el tipo. También estaba presente un amigo mío que se estaba organizando conmigo y mi papá. La charla esta duró 4 horas en las cuales el tipo me hizo muchísimas propuestas, como así también me dejó bien en claro la ingerencia que tiene este sector empresarial en lo político y lo judicial y todo el poder que tienen. La denuncia yo la radiqué el día jueves (23) de la semana pasada.

Eric Zamora tiene 28 años. Está finalizando la carrera del profesorado de geografía. "Pensamos extender al departamento de Anta (el reclamo) ya que es uno de los departamentos con mayor producción de soja en el noroeste argentino con el 65% de la producción del NOA y esto implica que los pueblos sean fumigados ya que actualmente la soja que se produce es una soja transgénica, alterada genéticamente, la cual debe ser producida con glifosato y otros agro tóxicos que son muy graves para la salud que son la causa del aumento de las tasas de mortalidad por cáncer, como así también el aumento de numerosas enfermedades respiratorias, dérmicas, renales, congénitas, abortos espontáneos, y las problemáticas que conlleva tener agro tóxicos cerca de los poblados", sostuvo.

- ¿Hay estudios que confirmen los números que planteas sobre la situación que se está planteando en el departamento de Anta?

Nosotros actualmente estamos haciendo un estudio de campo en la localidad de Piquete Cavado, ya que consideramos que es una de las localidades que más expuesta está a estas prácticas. En un inicio, no tenemos los resultados, pero estamos avanzando en este estudio. Lo estamos haciendo con un amigo que es enfermero; estamos trabajando con profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba y el Dr. Medardo Ávila Vázquez, reconocido a nivel nacional por lucha en contra de los agro tóxicos cerca de los poblados. Es fundador de la Red "Médicos por los pueblos fumigados". Lo normal en Argentina es que las tasas de mortalidad por cáncer sean de 20%, sin embargo, en los pueblos fumigados esta tasa ha aumentado entre un 40 y 60%. Si bien nosotros, todavía no tenemos resultados científicos del impacto que estan produciendo estas prácticas acá en la zona, pero tenemos diálogo con los profesionales de la salud que nos manifiestan lo grave de la situación, que ha habido una alteración en la salud de las personas como asi también en la tasa de mortalidad. Hay información por parte del hospital que nos han manifestado que es información confidencial, que no nos pueden pasar esa información, pero sin embargo hemos tomado la iniciativa de hacer este estudio en la localidad de Piquete Cavado y a la vez con un laboratorio de Buenos Aires vamos a realizar un estudio de agua, suelo y aire.

- ¿las denuncias contra las fumigaciones se dieron por alguna situación particular, familiar?

Tengo vecinos que también han denunciado todo esto. Trabajo temporalmente en otras provincias y un día regresé a mi casa el olor a veneno era muy fuerte. Yo estaba con mi hijo en casa y nos dolía la cabeza a ambos. Fui y radiqué la denuncia. Por parte de la justicia nunca tuve una respuesta, lo que me lleva a planteárselo a algunos vecinos, conocidos, amigos para encarar esta lucha y que visibilice. Nos damos cuenta que la magnitud de esto es mucho más grave, de que nos estan matando, de que esto no difiere a la violación de los derechos humanos durante la dictadura ya que nos estan envenenando. 

- ¿Te acompaña alguna organización provincial? ¿Tenés el apoyo de los vecinos de Las Lajitas, de Río de Valle?

Nosotros nos estamos organizando con personas que se van sumando de a poco a esta lucha. También nos estamos organizando con personas de otros pueblos de J.V. González, Salta Forestal, Gaona, Coronel Mollinedo, General Pizarro y queremos expandirlo a todo el departamento ya que todo está expuesto a estas prácticas. A nivel provincial tenemos mucho apoyo de profesionales de la Universidad Nacional de Salta, redes de ambientalistas, ingenieros químicos, agrónomos, médicos y abogados ambientalistas. A medida que esto va avanzando, va tomando más repercusión y sumando más gente, más apoyo. Queremos hacerlo masivo hasta tener una solución concreta en beneficio de todos los pueblos que son fumigados.

No vamos a desistir. Estamos cada vez más organizados y con más fuerza. La idea es visibilizar esta problemática y concientizar a toda la población de que lo que está pasando no es normal. No es normal que se muera tanta gente de cáncer, de que existan tantas enfermedades respiratorias. No debemos naturalizar eso. si lo hacemos estamos garantizando de que esto siga pasando, que nos sigan envenenando. Es algo que está pasando en todo el departamento de Anta. No pensamos desistir de esta lucha y la queremos llevar a fondo cada vez más.