LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 451

Ayer 128

Esta Semana 2059

Este Mes 2269

Total 3600869

Currently are 99 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

El Quebrachal- Rolando “Roly” Rojas, un pequeño empresario que se presentó como candidato por primera vez en una elección y derroto a Nardo García quien aspiraba a un sexto mandato.

“El oficialismo y la oposición siempre fueron lo mismo. El cambio viene con los que nunca estuvieron en política”

En las elecciones del domingo pasado, los resultados sorprendieron en varios municipios y el “batacazo” contra los “históricos” intendentes quedó marcado a fuego en la vida democrática de la provincia. Este giro en las conducciones municipales vino acompañado de otro fenómeno casi inexplicable: los tradicionales jefes comunales tuvieron que resignar la conducción ante figuras nuevas, sin ningún antecedente político y con escasa plataforma. Uno de estos casos se dio en El Quebrachal, donde Nardo García, que aspiraba a su sexto mandato como intendente, fue derrotado por Rolando “Roly” Rojas, un pequeño empresario que se presentó como candidato por primera vez en una elección y que se lanzó a la política 4 meses antes de los comicios.

¿Por qué cree usted que ganó en El Quebrachal, el bastión político de Nardo García?
Fui una alternativa diferente a la que había. El pueblo necesitaba un cambio y gente nueva. Puede que sea un análisis equivocado el que yo hago, pero la gente pedía un cambio real, con gente que no haya estado antes en la política. En El Quebrachal teníamos el mismo oficialismo desde hace 20 años, pero también estaba la misma oposición durante todo ese tiempo y creo que la gente se cansó de eso. Yo opino que la responsable de que estos suceda fue la propia oposición, porque nunca se juntó a competir como corresponde contra el oficialismo. Yo logré eso. Aún no sé muy bien cómo lo hice, pero logré que la oposición se juntara,

LE PUEDE INTERESAR


Campo Quijano: Piden que Cornejo cumpla con el sorteo de terrenos


Galleguillos y sus aliados controlarán el Concejo

¿Qué le preocupa antes de asumir como intendente?
Seamos realistas. En lo económico, no sé cómo encontraré el municipio. En eso es lo que estoy trabajando y buscando porque quisiera recibirlo saneado y si no es así pondré lo mejor para que todo se acomode y empezar a concretar nuestros deseos. Yo no hablo tanto de proyectos; yo hablo de deseos de las personas. Mi campaña se basó en eso, en el deseo de hacer cosas hacia adelante y no en subir a un palco a mentir y a dar las cosas por hecho o decir que se van a hacer las cosas. Eso para mí es el pasado. Lo mío es de la gente. La idea que tengo es un gobierno abierto para los vecinos que se involucren con sus ideas y que me acompañen. Hay mucha gente joven y yo quiero trabajar con ellos; tienen una capacidad distinta a nuestra generación.

¿Qué considera prioritario para el municipio?
Lo primero que tenemos que solucionar es algo básico para la gente: el agua. El trabajo social que hicimos nos indica que la provisión de agua es muy complicada en la zona. Tenemos el río al lado, pero no tenemos para consumir. Sin presión, en el pueblo no podemos llenar un tacho de 10 litros en medio día. Sin exagerar. Los vecinos tienen que hacer pozos y poner recipientes para que las mangueras lleven agua hacia abajo. Si levantan las mangueras no llega el agua. Ese tema hay que solucionarlo de inmediato, como un derecho humano, como un tema de salud. En otros lugares, el problema es más serio todavía. En Tolloche llevan el agua de Talavera porque el pozo es arsénico puro. Esto tiene que ver con la salud de la población. Ya no se puede seguir así. De ahí vamos a partir con otros temas. Hay mucho por hacer y tenemos que ser muy inteligentes y ver qué vamos a trabajar; cuáles serán las prioridades y tenemos que pensarlas muy bien.

Es la primera vez que compite en una elección y le ganó a los tradicionales jefes políticos de Anta. ¿Tomó dimensión de ese logro?
No tengo militancia ni antecedentes políticos y de repente me veo como intendente y sin ser del mismo partido que esos jefes. Dios sabrá por qué me puso en este lugar. Trabajé mucho y llegué con la tranquilidad de saber que hice las cosas como corresponde. Yo no sé qué pensarán ellos de mí. Nunca hablé con ellos. Al senador Pata Gómez no lo conozco personalmente. Al diputado Sández lo vi en algunas oportunidades y hablé con él porque siempre viene a El Quebrachal y nos saludamos. Con el intendente Nardo García hace años nos saludamos de lejos y nada más. Mi campaña siempre se basó en el respeto; nunca los agredí y lo importante es que aceptemos las diferencias y trabajemos juntos.

¿Ya habló con el intendente García?
Estamos en la transición. Hablamos por teléfono y le pedí que trate de dejar el municipio como corresponde. Yo le dije que habrá gente que va a exigir cosas, pero yo no me voy a hacer responsable de sus compromisos políticos. Que trate de dejarme el municipio como corresponde y, si esto no es así, tendrá que rendir cuentas. Espero que todo salga bien.

En este escenario, ¿se siente seguro de gobernar?
Por supuesto. Tuve la oportunidad de armar mi propia empresa y tener 16 empleados y otros emprendimientos. Estoy con gente que trabaja desde hace tiempo. Creo que no es difícil si realmente queremos el bien de todos. Desde mi mente y mi corazón, digo que hay que hacer las cosas como corresponde. Los funcionarios tienen un sueldo para cumplir las obligaciones que impone la función pública. La mía es cuidar una plata que sabemos que es de todos. Optimizar su uso y darle el destino que se merece como el dinero de todos.

¿Gobernará con algún eslogan o alguna idea fuerza?
Siempre dije que tengo gente joven, con muchas ganas de trabajar y no quiero que se equivoquen y que tiren todo este sacrificio que hicimos. Dejamos a nuestras familias y recorrimos muchos parajes y no me gustaría que todo ese esfuerzo lo tiremos a la basura haciendo algo que no corresponda. Desde ya tenemos que mentalizarnos en que hay que cambiar esa visión donde los que ganan se enriquecen y toman la política en beneficio propio. Eso se tiene que terminar. Yo quiero salir por la puerta grande. En cuatro años yo tengo que demostrar cómo se tiene que gobernar para todos los vecinos de El Quebrachal.

Por Daniel Chocobar de Diario El Tribuno