LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 47

Ayer 38

Esta Semana 455

Este Mes 1435

Total 3584503

Currently are 155 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

En el centro vecinal del barrio El Mirador, se encuentra suspendido el servicio del agua, al no reunir el dinero para pagar las boletas.

En la sede también funciona una sala de enfermería de lunes a viernes de 7 a 13 que, al carecer de un servicio básico, se maneja con bidones.

Al lugar también acuden algunos integrantes del Cuerpo Policial Infantil de la Subcomisaría de El Mirador.

El presidente del centro vecinal, Marcelo Palazón, acudió a El Tribuno para hacer público el grave problema que aqueja a la institución.

"El año pasado nos llegó a la sede una boleta de agua de casi tres mil pesos, Aguas del Norte, nos facturó un monto de 45 metros cúbicos, lo que equivale a 45.000 litros de agua, y nosotros no usamos esa cantidad", manifestó.

"Por eso decidimos recurrir al Concejo Deliberante, donde se hizo una resolución para que Aguas del Norte hiciera una refacturación de esa boleta. Los concejales y hasta los plomeros que fueron a nuestra sede y vieron el lugar, les pareció irrisoria la supuesta cantidad de agua que habíamos consumido", relató.

Enfermería en problemas

También hizo alusión a los servicios que se brindan en el Centro Vecinal El Mirador: "Acá funciona una salita de enfermería desde hace casi dos años, también acuden niños que pertenecen a la policía infantil. Si bien hemos pedido la refacturación, nunca llegó el monto que iban a cobrar, pero hace dos meses nos restringieron el servicio por una deuda de 2.070 pesos, pero resulta que buscando boletas viejas, me doy con que no es ese monto, sino que es menor, por eso fui de nuevo al Concejo en búsqueda de ayuda, y allí los concejales, mediante la Comisión de Centros Vecinales, aprobaron un subsidio para la sede, por única vez, para que la Municipalidad nos diera ese monto. Me citaron para las 10 de un día jueves. Luego de tres horas de espera, cerca de las 13, el secretario de Gobierno me dijo que no me podía ayudar, que no tenían dinero para el subsidio. Luego fui nuevamente a Aguas del Norte para efectuar el reclamo, pero no hubo caso. Encima nos sigue llegando la boleta de un servicio que ni siquiera existe ya que de la canilla sale un hilo de agua, y nos llegó que hemos consumido 50 metros cúbicos lo cual es imposible", dijo indignado.

Tiene instalado un medidor

"Hice poner el medidor el año pasado para pagar menos. Sin embargo, facturan cosas que no gastamos. Hay dos vestuarios que están sin uso y si bien tienen entrada de agua, la llave de paso está cerrada. Para lo único que se ocupaba el agua es para un inodoro y después lo que usa la enfermera es mínimo, para lavar algún utensilio, ya que para todo lo demás se están usando bidones, con los que una sodería nos colabora. Pero desde hace una semana hicieron el corte total del servicio, gracias a los vecinos que nos colaboran con los tachos de agua para que los niños que acuden de la policía infantil que vienen a hacer sus tareas, y para la enfermera", dijo.

Finalmente manifestó que, "lo ideal sería que la Municipalidad nos dé el monto aprobado por el Concejo Deliberante, también sería bueno que los políticos que lean la nota, se den cuenta de la importancia de los Centros Vecinales, y que somos entidades sin fines de lucro, en nuestro caso somos 25 socios que pagan mensualmente 20 pesos, lo cual no alcanza, estos días hemos pagado la luz gracias a una rifa y la colaboración de vecinos".

En el lugar también funcionaba la Cooperativa Agropecuaria Rosario, la cual hacía uso de las instalaciones, pero por esta problemática dejó de funcionar.

El presidente de la Cooperativa, Rosario Leguizamón, señaló a El Tribuno que, "nosotros hicimos un convenio con el Centro Vecinal, para fabricar bloques y hacer en el lugar un depósito. Pero ahora está parado por las problemáticas que atraviesa el Centro Vecinal".