LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 60

Ayer 79

Esta Semana 556

Este Mes 1230

Total 3581838

Currently are 128 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

En el barrio San Nicolás, ubicado a diez minutos del centro de Rosario de la Frontera, viven un total de ochenta familias que no poseen los servicios básicos, como luz, red cloacal ni servicio de gas.

Los vecinos acudieron a El Tribuno para dar a conocer su situación y aseguran que ya hicieron numerosos reclamos a Aguas del Norte, Edesa y Gasnor, pero nunca recibieron solución. También pidieron ayuda municipal.

Sumado a las problemáticas mencionadas, a pocos metros del barrio San Nicolás se encuentra ubicado un canal de desage que aún no se terminó de construir, y los vecinos también se quejan por los residuos que allí se arrojan.

La luz que obtienen es a través de vecinos del barrio de enfrente, la cual se va distribuyendo en las viviendas del San Nicolás, y los gastos del suministro son compartidos por los usuarios del mismo.

Por otro lado, al no tener red cloacal los baños poseen pozos. La falta de presión de agua es otra de las problemáticas que tienen las familias, principalmente en verano.

Mónica, una de las vecinas que vive en el barrio, manifestó a El Tribuno que, "hace seis años que vivo junto a mi familia en este barrio, y desde que estamos nunca tuvimos servicios de luz ni agua, y tampoco red cloacal".

Al igual que otros vecinos, aseguró que "nos hemos cansado de hacer los pedidos y numerosas reuniones pero no pasa nada".

Mal estado de las calles

El mal estado de las calles es otra de las problemáticas que puede observarse al entrar al barrio; la postal es idéntica a los parajes rurales. Predomina el ripio con piedras, malezas y gran cantidad de tierra que con el tránsito vehicular se convierte en polvareda.

En ese sentido, la vecina Mónica recordó que "cuando llegamos a vivir acá fuimos nosotros los vecinos quienes abrimos las calles. Se fueron haciendo a medida que la gente se iba mudando, antes todo era un solo alambrado".

Sin luz

Se les hace imposible a muchas familias cubrir el monto para pagar el servicio de luz, aunque el mismo sea compartido. Muchos vecinos manifestaron a El Tribuno que no pudieron pagar y no les quedó otra que vivir sin este suministro esencial.

"La última vez llegó más de seis mil pesos, y me pareció injusto ese precio, y tuve que decirle a la vecina que me pasaba la luz que la corte, no junté ese monto y no me quedó otra", aseguró otra vecina.

Poca presión de agua.

"Es otro problema que tenemos todos los años, principalmente cuando hace calor. Sí o sí hay que llenar los tanques que están ubicados por la calle Zuviría, porque si no todas las noches nos quedamos sin agua", manifestaron.

También dijeron: "Lo que más necesitamos es que pongan el servicio de la luz y el agua, luego nos gustaría tener algún día red cloacal".

Lorena, otra de las vecinas que habita en el lugar, dijo que "los vecinos que viven en los otros barrios de alrededor son quienes nos pasan esos suministros. Hace años que estamos padeciendo por esta situación, y no nos quedó otra a todos los vecinos que hacer construir pozos, los cuales hay que desagotarlos y esto implica otro gasto más", dijo.