LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 59

Ayer 69

Esta Semana 366

Este Mes 1346

Total 3584414

Currently are 70 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

 

Sin educación no hay futuro. Sin embargo, ayer en la Ciudad Termal se pasó de un extremo a otro dentro del ámbito educativo. Mientras inauguraban tres aulas de la UNSa en las instalaciones donadas por Edesa, cerraban la Biblioteca Nacional y Popular Domingo Faustino Sarmiento. Les cortaron la luz por falta de pago. Andrés Montero, presidente; Guido Cruz y Pedro Romano, miembros de la Biblioteca, trabajan desde hace varios años en la institución de manera ad honorem. Pese a su gran dedicación, fue imposible seguir subsistiendo ante tamaña inflación, sumado al abandono del Estado.

Los integrantes a cargo de la institución pública señalaron que "formamos parte de la red de bibliotecas populares de la Argentina, que tiene más de dos mil espacios en el país. Es única en Latinoamérica y se puso en marcha en el siglo XIX, de la mano de Domingo Sarmiento",

"La ley exime del pago de algunos impuestos, pero la suba de servicios incrementó el costo de funcionamiento y los subsidios de la Nación no solo son una carrera de obstáculos, sino que vienen a cuentagotas", señalaron.

"Al aumento de las tarifas, se suman los engorrosos trámites que enfrentamos a puro trabajo voluntario para poder cobrar subsidios que no llegan, fundamentalmente de la Comisión de Bibliotecas Populares (Conabip)".

"El espacio está exento del pago de impuestos municipales y provinciales, pero lograr una tarifa preferencial de luz, así como de agua, requiere un trámite que en caso de atrasarse puede significar una factura impagable", dijeron.

También aseguraron: "Tenemos todos los papeles en regla. Así y todo el subsidio de la Nación, categoría B, lleva meses de atraso. No solo no se incrementó en un peso desde año pasado, sino que aún no cobramos".

"Los aportes de la Provincia tampoco están y son escasos. A los socios se les pide un aporte de $15. Sin un cobrador en forma permanente, eso es casi imposible".

Los integrantes de la comitiva, finalmente, dijeron que "consideramos que se trata de un momento de mucha desprotección y llegamos a cada fin de mes preguntándonos qué hacer el próximo".

Debido a la situación, pidieron una vez más al municipio una colaboración, y les aseguraron que hoy les darían alguna respuesta.