LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

 
 
 

Visitantes

Hoy 134

Ayer 183

Esta Semana 510

Este Mes 2164

Total 3672208

Currently are 147 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

 La ecoaldea Aluna cumplió tres años respetando la naturaleza

Rosario de la Frontera - A la entrada se pueden ver algunas máximas a respetar durante la estadía.Ubicada en Copo Quile, está a cargo de gente que ofrece una experiencia única.Jóvenes de todo el mundo comparten capacitaciones y producen alimentos.

Fuente:El Tribuno On Line

 

 

Ivana Castillo

 

La ecoaldea Aluna, que se encuentra en Copo Quile, cerca del paraje La Mercedes, cumplió tres años de existencia respetando a la naturaleza y con una forma particular de vivir.

Está a cargo de Tamara Rufolo, quien comparte la experiencia junto a personas de distintas partes del mundo, en un campo ubicado cerca de las aguas del río Rosario.

Sus integrantes son jóvenes argentinos y extranjeros que promueven prácticas autosustentables de respeto por la naturaleza, la conexión con conocimientos de antaño y el intercambio con la comunidad. Es un espacio de reconexión con prácticas básicas como producir el propio alimento y vivir en construcciones siempre ecológicas.

En Aluna trabajan para crear un espacio en sintonía con nuestro entorno, donde mucha de la magia ocurre en el espacio que congrega y transforma.

Cuenta con una casa comunal, la primera construcción de Aluna, elaborada con técnicas tradicionales y alternativas de edificación. La casa comunal es el espacio comunitario que permite alojar y crear un ambiente acogedor donde se realizan actividades educativas y lúdicas en la ecoaldea.

También cuenta con baños secos, que es un sistema que no utiliza agua, con un ahorro de aproximadamente 13 litros, por cada vez que se tira de la cisterna, no contamina el medio ambiente, no propicia la aparición de insectos, como moscas y mosquitos, ni de malos olores, su costo es muy bajo, comparado con el saneamiento convencional. Se adapta prácticamente a cualquier hogar, puede ser tan modesto o tan lujoso (como se desee), pero siempre es un baño limpio y seguro.

Además es un sistema circular o cíclico, pues el resultado del compostaje de la materia orgánica proporciona un abono muy bueno para los árboles del jardín o la huerta.

 

 

Aluna cuenta con un amplio espacio de acampe ubicado estratégicamente debajo de un espectacular cielo estrellado que permite el deleite de quienes deciden tener un contacto más íntimo con la naturaleza. Además, cuenta con una casilla equipada con dos literas para recibir tanto a voluntarios como viajeros.

El domingo pasado, la ecoaldea festejó sus tres años de una vida muy particular.

"Soy de Buenos Aires, pero no vivo allá desde el 2011. En la búsqueda de algo distinto a vivir en la ciudad me fui a México, donde terminé viviendo cuatro años, porque me encontré con muchos proyectos que me dieron la oportunidad de ser voluntaria, de aprender a hacer huertas, bioconstrucción y preparación de cosmética natural. Luego contamos con este espacio en Salta y en el 2015 encaramos con un grupo de personas esta iniciativa", dijo Rufolo a El Tribuno.

"Nosotros desarrollamos un proyecto de preservación, trabajamos la forma en la que comemos, en que construimos y manejamos nuestros desperdicios. Usamos un sector muy pequeño de lo que es nuestro territorio. Lo que tratamos de hacer es construcción sustentable y utilizamos los recursos que tenemos en la zona y materiales reciclados", destacó.

Las edificaciones son de madera, piedra, paja, barro y arena y hasta tienen, por ejemplo, botellas de vidrio recicladas, lo que les da un colorido particular. Actualmente hay jóvenes franceses y brasileños en el lugar, quienes el domingo pasado, junto a familiares y amigos, festejaron el tercer año de vida de Aluna.

"Todo lo que se ha ido materializando a lo largo de estos tres años fue gracias a estas personas voluntarias que nos ayudan. Vamos haciendo un trabajo en conjunto y convivimos con ellos, en una experiencia compartida", concluyó.