Los vecinos del barrio Nuestra Señora del Rosario solicitaron mediante una nota formal la presencia de la fuerza policial, para pedir controles y transmitir todas las preocupaciones relacionadas con hechos de inseguridad acaecidos durante las últimas semanas.

El comisario mayor, Lisandro Luján Cejas Iriarte, director de la Unidad Regional N§ 3, se hizo presente junto a todo su equipo para escuchar atentamente las quejas y preocupaciones de los vecinos.

La reunión se dio en un clima tranquilo, en la capilla del barrio. Una vez allí presentes, los vecinos se refirieron a los diferentes hechos de inseguridad, en los que se vio envuelto el barrio durante las últimas semanas.

Una ola de robos

"Hace siete días hemos sufrido una ola de delincuencia en el barrio", manifestó al inicio de la reunión Daniel Serrano, vecino del lugar.

"Entraron a la casa de una vecina que se encontraba sola y le sustrajeron su televisor. Luego supimos que la policía los había detenido, pero a las horas, ya estaban nuevamente libres, y al otro día regresaron al barrio para amenazar a los vecinos. Los delincuentes, eran dos chicos, un mayor y un menor de edad", aseguró Serrano.

Según los vecinos, este fue otro más de los tantos episodios de inseguridad que se vivieron en el barrio, "este fin de semana mi hija vino de Tucumán, y cuando se levantó al otro día se dio con que las puertas de su auto habían sido violentadas y las cerraduras se encontraban con signos evidentes de que habían intentado abrirlas", siguieron relatando con preocupación.

"Luego, se robaron la moto del señor Burgos, hace unos días, y al otro día también robaron la moto de otro vecino, en esta ocasión de Fernández".

Hacen inteligencia

"El fin de semana fui con mi nieto al almacén y allí me encontré con un chico que estaba por comprar una cerveza, un rato antes mi esposa le había dado una lata de conserva, ya que había ido a casa a pedir comida, pude ver que estaba acompañado, y se encontraban bajo de un árbol, observando los movimientos del barrio", atestiguaron.

Luego de relatar los diferentes episodios de inseguridad, los vecinos sugirieron y solicitaron a la policía presente la instalación de cámaras en zonas estratégicas, para resguardar principalmente, la seguridad de los niños, "a la plaza vienen nuestros nietos y nuestros hijos, y la verdad es que tenemos miedo de que algo les pueda pasar" dijo una de las vecinas.

Violencia psicológica

"Estos hechos que han sucedido los últimos meses ya no pasa tan solo por la violencia en sí, sino que también nos afecta psicológicamente, la nieta de mi vecina, una nena de nueve años, está tan traumada que ni siquiera se anima a ir sola al baño", aseguró Yolanda de Arias.

"En 32 años que llevo viviendo en el barrio nunca antes hemos vivido estos hechos, ahora estamos todos pendientes de los ruidos de las motos ajenas al lugar, acá nos conocemos todos y tenemos mucho temor", aseguró Arias, preocupada.

En la reunión estuvieron presentes personal policial, de la dirección de Tránsito, Defensa Civil, Obras Públicas, y el coordinador de Centros Vecinales.

Cabe consignar la buena voluntad de los funcionarios municipales de participar en la reunión y efectuar los aportes pertinentes ante la preocupación de los vecinos y las iniciativas propuestas por los uniformados, que serán puestas en práctica a la brevedad. Al finalizar la reunión el comisario Cejas junto a los vecinos, agradecieron la presencia de El Tribuno.

Crearán un grupo de whatsapp entre los vecinos

Luego de explicar la función de cada uno, Cejas propuso la creación de un grupo de whatsapp, “estará a cargo Marcelo Leiva y el será el encargado de recibir cada una de sus quejas y preocupaciones, y derivarlas a las áreas correspondientes, ya sea un accidente, un robo, un caso de maltrato animal, venta de drogas o violencia de género, entre otros”.
Luego Leiva aclaró las modalidades del uso del grupo. “Cada una de sus llamadas o mensajes quedará registrado para un mayor análisis de las problemáticas, y toda la información que cada uno de ustedes nos brinden quedará en absoluta confidencialidad, con el fin de resguardarlos”.

La reunión resultó altamente positiva para el equipo policial, “es muy bueno que ustedes nos llamen, y que se involucren en las situaciones de peligro para ustedes o para terceros, si de pronto escuchan que su vecino ejerce violencia de género, por ejemplo, es mejor una llamada a tiempo para advertir y no una llamada tardía, cuando ya haya que lamentar una víctima”, dijo el comisario.
“No nos molesta su llamada ni su consulta, al contrario, este sistema va a ayudar a resguardar la seguridad de cada uno, dando de esta manera una solución rápida y efectiva para la comunidad”, también aclaró que cada llamada quedará registrada para su mayor análisis, y advirtió que “las llamadas quedan guardadas en un sistema de seguridad, el cual es analizado por especialistas y allí se detectará, según técnicas específicas, si el llamado es ficticio o no”, dijo Cejas.

“Los móviles están recorriendo la ciudad durante las 24 horas, para asistirlos en el momento que lo necesiten”, aseguraron al finalizar la presentación de la cúpula policial, lo que resultó de gran tranquilidad para los vecinos presentes.
La reunión tuvo duración de casi dos horas de diálogo fluido entre vecinos y los jefes policiales, quienes explicaron a su turno la función de cada uno.
Los vecinos quedaron conformes y a la expectativa de los resultados de la reunión.