LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 83

Ayer 96

Esta Semana 382

Este Mes 1727

Total 3568760

Currently are 160 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

El curso fue dictado por las profesoras Olga Nallim y Cinthia Sprenger, integrantes de la Fundación Varkey.

Se desarrolló el jueves pasado, en el Instituto William Shakespeare. La Fundación Varkey es una organización global, cuyo objetivo es que cada niño tenga un "gran maestro" para mejorar los estándares de educativos de todo el mundo.

La iniciativa surgió de la directora de la escuela de educación especial N´ 7050, profesora María Elena González, y la directora del Núcleo de Nivel Inicial N´ 41, profesora Silvia Martínez.

Desde los equipos directivos se orientará el acompañamiento, el fortalecimiento profesional, y la coordinación de los equipos docentes, para fortalecer los vínculos como así también la mediación de los conflictos y la organización de los tiempos y espacios de trabajo.

La directora del Núcleo de Nivel Inicial N§ 41, Silvia Martínez, expresó a El Tribuno que "se pretende tener una mirada holística, interdisciplinariamente enfocada con el proyecto de secundaria 2030, el cual, presenta un marco orientador para reflexionar sobre la gestión del aprendizaje, la planificación, la enseñanza y la evaluación, desde la interdisciplinariedad, o sea que las materias no estarán fragmentadas".

La directora de la escuela N´ 7050, profesora María Elena González, destacó a El Tribuno que "el curso cumplió con las expectativas, y además se observó un gran compromiso por parte de los docentes en poder cambiar sus prácticas áulicas, que es lo más importante; que el docente ponga la mirada y haga una reflexión sobre sus propias prácticas y pueda incorporar a las mismas estas innovaciones para que atiendan a la diversidad de la población que atienden".

En todas las escuelas

"Desde el proyecto iniciado a través de la fundación Varkey están propuestas varias acciones para trabajar con las escuelas primarias, secundarias, tanto maestros de apoyo como así también maestros integradores. También, las acciones, están puestas con una mirada en lo emocional, o sea, en la importancia de las emociones de los docentes", subrayó González.

"Todo esto lleva el trabajo de lograr la apertura dentro de la escuela hacia las personas con discapacidad y así buscar un buen rendimiento académico para ellas, dentro de todos los ámbitos".

Respecto al impacto en la escuela Santa Lucía, González, dijo que "para la institución, significa, apropiarse de nuevas metodologías para ser implementadas dentro de las aulas, y que le permita al docente perfeccionarse y ser un buen maestro, que como dice la Fundación Varkey; cada niño se merece el mejor maestro, y ese es nuestro objetivo principal, que cada niño tenga un maestro preparado que sepa llevar adelante dentro de las aulas las mejores estrategias para que aprenda y se inserte en la sociedad, logrando un impacto en la comunidad", subrayó González.

Multidisciplinario

Finalmente, la directora de la escuela especial dijo que "la importancia de poder generar dentro de las instituciones estas capacitaciones es que favorecen a todo el equipo, generando el trabajo colaborativo, ya que este no es el empuje de una sola institución, sino que es el puntapié para iniciar un trabajo con todas las otras instituciones, poniendo la mirada en el niño, para poder favorecerlo a pleno".

Un curso que apuntó a innovación, liderazgo y gestión

Se desarrollaron proyectos que permiten poner en marcha acciones que fortalecen la tarea docente, buscando la proyección de prácticas pedagógicas innovadoras e inspiradoras, permitiendo tener un impacto en la sociedad.
La jornada permitió potenciar la formación académica de los docentes, trabajar en el desarrollo de las capacidades de los educadores, permitiendo generar estrategias innovadoras para implementación, como el aprendizaje basado en proyectos (ABP), en las instituciones, con el deseo de que cada niño tenga un gran maestro y de esa manera garantizar la calidad en la educación. Con ese motivo trabajan activamente en el desarrollo de las capacidades de los educadores y en la revalorización social de su rol.

El ABP es una experiencia de aprendizaje perdurable y significativa. “Se va llevando a los niños a través de preguntas profundas a la indagación, al conocimiento de su comunidad, a conectarse con la misma, a explorar y resolver problemas, en los cuales ellos pasan a ser protagonistas de lo que llamamos la construcción del conocimiento”, expresó la directora Silvia Martínez.
“El objetivo de los ABP es despertar la curiosidad de los alumnos, sus necesidades de saber y comprender, promover el trabajo en equipo, el pensamiento crítico, el aprendizaje práctico, estimular la expresión oral y prepararlos para la vida”.
“Todo este desafío pedagógico requiere de una capacitación docente, de una autocapacitación y de una predisposición para el abordaje de nuevas estrategias de trabajo, que pongan como resultado alcanzar al máximo las capacidades y competencias de los niños de acuerdo a su edad etaria”, aseguró Martínez.