LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 81

Ayer 135

Esta Semana 655

Este Mes 2363

Total 3661724

Currently are 66 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Un voraz incendio redujo a cenizas una casa en Metán

San José de Metán - El siniestro desnudó las falencias de un equipo adecuado para combatir el fuego. El departamento sureño solo cuenta con una autombomba de 1.600 litros.

 

Un incendio de gran magnitud destruyó por completo una casa prefabricada y otras dos resultaron con daños en el barrio Sarmiento de Metán. El siniestro dejó al descubierto una grave falencia en materia de equipamientos para estos casos. En la actualidad hay una sola autobomba, con capacidad de 1.600 litros de agua en todo el departamento.

El fuego se desató en una vivienda ubicada en la calle Lerma 568, en la zona más conocida como Matadero. En ese terreno hay una casa de material y dos prefabricadas en el fondo. La que se encontraba en el medio, donde residía el carrero Mario Luna quedó reducida a cenizas, sin que su morador haya podido recuperar sus pertenencias. Gran cantidad de vecinos se juntaron y aseguraron a El Tribuno que fueron ellos los que trataron de sofocar las llamas porque los bomberos tardaron mucho en llegar a pesar de la rápida alerta que dieron a la Policía.

En el lugar trabajaron bomberos del cuartel de voluntarios Posta de Yatasto, quienes arribaron con la única autobomba denominada "de primer ataque", con una capacidad limitada de agua. También se sumaron los bomberos de la Policía de la Provincia, que desde hace tiempo están sin autobomba porque el equipo está en reparación. Además, intervinieron efectivos de la comisaría 30, de Seguridad Urbana y de otras divisiones de la Unidad Regional 3 y personal de Protección y Defensa Civil de la Municipalidad.

"Comenzamos a sacar lo que pudimos. Los bomberos llegaron tarde y encima se quedaron sin agua", expresó con impotencia un vecino. El hombre manifestó que estaba muy afectado luego de presenciar cómo un perro se estaba quemando vivo. "Fue terrible ver cómo el pobre animal se quemaba", dijo.

Cuando los bomberos trabajaban sofocando las llamas se quedaron sin agua y fueron abucheados por algunos de los que estaban observando lo ocurrido. Luego pidieron el apoyo de un tanque cisterna de la Municipalidad, de 8.000 litros, y recién pudieron controlar la situación, pero para entonces la casa de madera ya había quedado reducida a cenizas. La Policía tuvo que cortar el tránsito en la calle Lerma por prevención debido a la gran cantidad de curiosos que llegaron al lugar.

"En la prefabricada que estaba en el medio, entre otra del mismo material y la casa de material que está adelante, las pérdidas fueron totales", contó Roberto Nieva, director de Protección Civil. El funcionario sostuvo: "Lo que la gente tiene que entender es que luego seguimos trabajando para resguardar la casa que estaba a un costado, que se quemó muy poco, y eso se logró con mucho esfuerzo". Reconoció: "El otro inconveniente fue que, lamentablemente, contamos con una sola autobomba, con poca capacidad, en todo el departamento de Metán".

 

 

Nieva dijo que luego de controlar el incendio comenzaron a despejar el sector y a evaluar los daños. En ese sentido, manifestó que la Municipalidad asumió el compromiso de asistir a los damnificados. Asimismo señaló que, afortunadamente no hubo que lamentar víctimas personales.

“Se quemó todo, no quedó nada”

“Se quemó todo, no quedó nada. Lo que se salvó fue la casa de adelante, la de material, donde vivo con mi señora. La parte de atrás, donde no quedó nada es de mi suegra y de mi cuñada”, contó Carlos Márquez. Dijo que ante el riesgo de que las llamas se expandieran a su vivienda tuvieron que movilizarse rápidamente para salvar los muebles, ropas, eletrodomésticos y otras pertenencias. El carrero Mario Luna no se encontraba en ese momento ni tampoco cuando se sofocaban las llamas. Este hombre vivía en la casita prefabricada que fue consumida por las llamas y lo perdió todo. “Al parecer mi hijo de tres años estaba jugando con un encendedor, puede ser que haya encendido algo, lamentablemente”, explicó Márquez. En la prefabricada que se quemó no había nadie en ese momento, por lo que no hubo que lamentar víctimas. 
Al final de la tensa jornada los vecinos de la zona del Matadero, no solo lamentaron por los daños que provocó el fuego sino por el hecho que Metán no cuente con un equipamiento adecuado para hacer frente a estas emergencias.