LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 19

Ayer 157

Esta Semana 637

Este Mes 2119

Total 3665015

Currently are 124 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Entre hoy y mañana se espera el pico de la crecida del Pilcomayo

Inundaciones -Vista aérea de la zona de Santa Victoria Este, donde ayer a la tarde el agua ya había anegado la mayor parte de los terrenos cercanos al río. Las lluvias en el sur Bolivia no ceden y el curso de agua estaba anoche en su cota máxima.Más de 5.000 personas abandonaron la zona y 1.604 están alojadas en centros de evacuados.

Fuente:El Tribuno On Line

 

Dario Pérez

Dario Perez

 

Todavía no mostró su peor cara. Entre la madrugada de hoy y las primeras horas de mañana alcanzará el Pilcomayo su punto máximo y hay incertidumbre sobre las consecuencias que traerá esta situación en Santa Victoria Este.

Las previsiones y acciones que se podían adoptar para minimizar los daños, sobre todo en materia de salvaguardar vidas humanas, ya se concretaron.

De las 10 mil personas que están afectadas por esta situación se estima que se evacuaron hasta anoche un poco más de 5.000 a través de operativos oficiales, de las cuales 1.604 fueron alojadas por la Provincia en seis centros de desplazados en Aguaray y dos en Tartagal; mientras que el resto se dirigió a casas de familiares en Tartagal y Orán.

El secretario de Protección Civil, Néstor Ruiz de los Llanos, informó a El Tribuno que, si bien son 10.000 las personas que viven en las zonas afectadas por las inundaciones, no todas fueron evacuadas porque algunas optaban por quedarse en sus casas. "Lo que hicieron los funcionarios del Comité de Emergencia fue recorrer la zona e informar a las personas sobre la situación y el riesgo de permanecer en el lugar. Lo que se hace es invitarlos a evacuarse, pero la decisión es de los pobladores, no los podemos obligar", señaló.

"Muchos de los lugareños se evacuaron por sus propios medios y, quienes querían abandonar el lugar pero no tenían cómo hacerlo, fueron asistidos por el Gobierno de la Provincia con todo lo necesario", dijo Ruiz de los Llanos, quien además advirtió que "lamentablemente a los que no se quisieron evacuar hasta ahora (por ayer), ya nos los podemos sacar porque el avance del agua volvió intransitable la mayoría de los caminos".

"De todas maneras esa gente, que quedó aislada pero no está en riesgo inminente por el avance del agua, será asistida a través de puentes aéreos, con los que llegaremos con alimentos, agua y ropa", explicó el funcionario, que además aclaró que, "en caso de que el agua se convierta en una amenaza concreta para las poblaciones aisladas se procederá a evacuar a las personas que hayan quedado en el lugar a través de vuelos sanitarios".

Hasta anoche, al cierre de esta edición, las comunidades que habían quedado aisladas eran La Curvita, Monte Carmelo, La Merced Nueva, La Merced Vieja y La Merced Chica. También Rancho El Ñato, Hito 1, La Puntana, Misión La Paz, La Bolsa, Vertientes Viejas y Kilómetro 1 y Kilómetro 2.

Con pronóstico incierto

Desde el Gobierno provincial se informó que en la tarde de ayer, para el Servicio Meteorológico Nacional cesó el alerta para el área noreste de Salta. "Sin embargo, tenemos información de que en el sur boliviano sigue lloviendo y el pronóstico indica que se mantendrán las precipitaciones, lo cual es grave para nosotros", manifestó Ruiz de los Llanos.

Anoche a las 21 el nivel del curso de agua era de 6,98 y las autoridades esperaban un aumento significativo durante la madrugada de hoy. "Hace unos años, con esta medida el río ya habría desbordado", indicó Ruiz de los Llanos, y destacó las obras que se hicieron para contener el cauce del río: "La última vez se produjo el desborde a los 5,84 metros y hoy, con un poco más de un metro más, aún resiste", sentenció.

Sin embargo, admitió que es incierto hasta qué punto soportará el cauce sin desbordar. "Depende de muchos factores. Hasta ahora hubo filtraciones en distintas zonas que ayudan a que no se produzca un desborde fuerte en un área en particular", explicó. Alertó además que en la madrugada de este sábado se espera que el río sobrepase los 7 metros.

"Si el agua entra por Misión La Paz con fuerza, es probable que supere el anillo de Santa Victoria Este e inunde el pueblo, lo que aumentaría el nivel de daño en la zona", afirmó, y consideró que "la opción menos grave es que el agua vaya entrando de a poco y no rompa con fuerza causando tanto daño, aunque genere más zonas anegadas".

Para los operativos de evacuación, atención sanitaria y contención de los pobladores de la zona de Santa Victoria Este, el Gobierno de la Provincia puso en marcha un Comité Permanente de Emergencia que está integrado por los Ministerios de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Seguridad, Salud, Primera Infancia, Educación, Secretaría de Recursos Hídricos, Aguas del Norte, Aviación Civil, Vialidad Provincial, Gendarmería Nacional y Ejército Argentino.

 

 

Se complica la situación en Bolivia

El país vecino drenará una represa y subirá el caudal del Pilcomayo.

Las autoridades de Bolivia comenzaron ayer un plan de evacuación para la zona afectada por las inundaciones, entre ellas Villamontes, y advirtieron que por la gran cantidad de precipitaciones la represa Chimeo, que sufrió una fisura días atrás, deberá ser drenada desde su parte inferior, por lo que advierten que aumentará el caudal en la cuenca del río Pilcomayo.

 Esto complicaría aún más al Chaco salteño, que ya vive una situación crítica por las inundaciones. 

Ante este panorama, la autoridades del país vecino advirtieron que si bien existe un riesgo de fractura en el talud de la presa, hasta el momento no avanzó la fisura. Las obras de la represa, denominada Caiguami-Chimeo, se iniciaron en 2015 con la presencia del presidente Evo Morales y la entonces ministra de Medio Ambiente y Aguas, Alejandra Moreira. El embalse tiene una altura de 34 metros y su capacidad supera los dos millones de metros cúbicos de agua. La represa se encuentra a unos 10 kilómetros de Villamontes. 

Evacuaciones preventivas

Las autoridades bolivianas pidieron que se evacue a modo preventivo un radio de dos y tres kilómetros alrededor de la represa, ante una eventual ruptura de la presa. Mientras la prensa señala que los desagües naturales de la represa no están funcionando, lo que causó la filtración a raíz de la presión de hace unos días.