LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 69

Ayer 46

Esta Semana 69

Este Mes 1772

Total 3574546

Currently are 164 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 
Los jugadores del equipo de River Plate celebraron en Madrid otro título internacional, la cuarta Libertadores de su historia.
Copa Libertadores - Los jugadores del equipo de River Plate celebraron en Madrid otro título internacional, la cuarta Libertadores de su historia.
Fuente:Nuevo Diario de Salta On line

El equipo del "Muñeco" Gallardo se recuperó tras arrancar abajo 1 a 0 y se quedó con el superclásico y la Libertadores ante Boca luego de la suspensión en el Monumental y la mudanza al Santiago Bernabéu de Madrid.

A 10 mil kilómetros del Monumental, le ganó 3 a 1 a Boca, edificó una de las páginas más grandes de su historia y alzó la Copa Libertadores de América. El 18 debuta en el Mundial de Clubes en Al-Ain.

Fue un partido a corazón abierto, dejando los dos equipos la piel en la cancha. Golpe por golpe durante los 90 minutos, primero Darío Benedetto y después Lucas Pratto. Los últimos minutos del  suplementario fueron dramáticos.

Desde el 1 a 1, River buscó más que Boca. Aprovechó la expulsión de Wilmar Barrios y le dio un cachetazo al Xeneixe con un tremendo zurdazo de Juan Fernando Quintero. Pero eso no significó cerrar la historia porque aún con un jugador de más sufrió porque el conjunto boquense iba herido para torcer el rumbo. Pero ya estaba desfigurado. Sin argumentos futbolísticos apeló a su historia de entrega y dejó todo lo que tenía. Y no le alcanzó para ser campeón.

Andrada dejó el arco y se paró como centrodelantero. Ingresó Tevez, quizá demasiado tarde. Gago se cayó al suelo, se tomó el rostro se levantó y se fue lesionado al banco.

Izquierdoz tuvo la posibilidad del 2 a 2 pero el palo se lo negó. Hasta que llegó un córner, el despeje y la corrida del Pity Martínez a la gloria eterna. Pitazo final, alegría millonaria. 

“Muñeeeco, muñeeeco...” gritan los hinchas. al igual que sus futbolistas que celebran en el Bernabéu. 
La final de todos los tiempos tuvo un broche emotivo.

River es el dueño de América, por cuarta vez en su historia. Alza sus brazos y pega trompadas al aire, Gallardo, artífice de esta conquista.