LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 83

Ayer 135

Esta Semana 657

Este Mes 2365

Total 3661726

Currently are 107 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

1816, un nacimiento complejo en momentos peligrosos

Dia de la Independencia - El Congreso de Tucumán de 1816 marca el nacimiento del país. Fueron días tensos y de violentas discusione.

Fuente:ElIntra.com

 
 
El Congreso Constituyente comenzó a sesionar en 1816 en la ciudad de Tucumán y terminó en 1820 en la ciudad de Buenos Aires. Fue histórico ya que se declaró oficialmente la independencia del Río de la Plata de la Corona española, pero además en 1819 se proclamó la primera Constitución Nacional, que nunca llegó a aplicarse y marcó la separación definitiva de la Banda Oriental del Uruguay.

Las sesiones comenzaron en mayo y fueron realmente muy conflictivas y provocó fuertes divisiones en el país que se mantuvieron por décadas. En 1815 la denominada "Junta de Observación”, una suerte de antecedente de Poder Legislativo, conformada por Pedro Medrano, Esteban Agustín Gascón, José Mariano Serrano, Antonio Sáenz y Tomás Manuel de Anchorena sancionó un "Estatuto Provisional”, primer intento jurídico de una constitución para todo el territorio, pero que nunca fue aceptado por la gran mayoría de las provincias.

Sin embargo esta suerte de fallida proto constitución establecía en su artículo 30 que el Director Supremo, puesto vacante y a cargo de un interino, ”...luego que se posesione del mando, invitará, con particular esmero y eficacia, a todas las ciudades y villas de las provincias interiores para el pronto nombramiento de diputados que haya de formar la Constitución, los cuales deberán reunirse en la ciudad de Tucumán.

”La orden estaba dada y desde principios de marzo los diputados de todo el ex Virreynato del Río de la Plata comenzaron a llegar a Tucumán. Para mayo de 1815 la situación política de las Provincias Unidas era en extremo inestable y mientras se luchaba contra España, las primeras escaramuzas entre provincias comenzaban a agudizarse.

No había un gobierno central y la unión del territorio dependía  de más pactos y compromisos de los caudillos regionales, es por eso que entre las primeras cuestiones que debió enfrentar el Congreso en Tucumán fue la situación de acefalía que vivían las Provincias Unidas. El Directorio interino: Álvarez Thomas había renunciado y fue reemplazado por Antonio González Balcarce, pero también había presentado su renuncia el titular, general Rondeau, que se hallaba en campaña en el norte argentino.

Como solución el 3 de mayo, el Congreso designó Director Supremo al general Juan Martín de Pueyrredón, que era diputado por San Luis, lo que generó una fuerte reacción de los representantes de Salta y Jujuy.

El comienzo de la historia

Las sesiones comenzaron en la ciudad de Tucumán el 24 de marzo de 1816, con la presencia de 33 diputados. Para las sesiones se alquiló una casa de propiedad de Francisca Bazán de Laguna, propiedad que sería declarada Monumento Histórico Nacional en 1941.

Los diputados presentes fueron:

Por Buenos Aires: Tomás Manuel de Anchorena, José Darragueira, Esteban Agustín Gascón,Pedro Medrano, Juan José Paso, Cayetano José Rodríguez y Antonio Sáenz.Por Catamarca: Manuel Antonio Acevedo y José Eusebio Colombres.

Por Córdoba: José Antonio Cabrera, Miguel Calixto del Corro, Eduardo Pérez Bulnes yJerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera.

Por Charcas: José Severo Malabia, Mariano Sánchez de Loria y José Mariano Serrano.

Por Chichas: José Andrés Pacheco de Melo y Juan José Feliciano Fernández Campero.Por Jujuy: Teodoro Sánchez de Bustamante.

Por La Rioja: Pedro Ignacio de Castro Barros.Por Mendoza: Tomás Godoy Cruz y Juan Agustín Maza.Por Mizque: Pedro Ignacio Rivera.

Por Salta: Mariano Boedo, José Ignacio de Gorriti y José Moldes.

Por San Juan: Francisco Narciso de Laprida y Justo Santa María de Oro.

Por San Luis: Juan Martín de Pueyrredón.

Por Santiago del Estero: Pedro León Gallo y Pedro Francisco de Uriarte.

Por Tucumán: Dr. Pedro Miguel Aráoz y Dr. José Ignacio Thames.

De los 33 diputados, dieciocho eran abogados, nueve sacerdotes y dos más eran frailes, mientras que los otros cuatro restantes eran militares y entre ellos las coincidencias eran casi nulas, ya que los proyectos políticos que sustentaba Buenos Aires, las provincias y Charcas, eran totalmente opuestas.

La situación y las deliberaciones estaba estancadas y no había una posición unánime, es por eso que el Acta de la Independencia se basó en coincidencias generales y expresiones de deseo. El acta, que se juró el 9 de julio de 1816 decía: "Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, pretextando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli.

Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad bajo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración."