LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 59

Ayer 181

Esta Semana 59

Este Mes 3787

Total 3629557

Currently are 93 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

Si la Justicia de  Anta no actúa, una  yegua pura sangre  "será leyenda"

Anta - La potranca “Histórica Special”, al galope en el haras correntino al que pertenece. Es de un haras correntino, está retenida en El Quebrachal y la hacen correr con un nombre ficticio.El fiscal comparte cuadreras con el retenedor. Es el mismo que vendió el motor robado en San Miguel.

Fuente:El Tribuno On Line

 

Equipo de Investigación El Tribuno

Equipo de investigación de El Tribuno

 

Anta, la tierra donde la Justicia se decide en asados y cuadreras, no para de sorprender con los atropellos que allí prosperan con una impunidad propia del Far West.

En un informe periodístico publicado el pasado 4 de mayo, El Tribuno expuso los insólitos entretelones que tuvo la investigación policial del robo de un grupo generador que abastecía de agua potable a más de 30 familias de la comunidad campesina de San Miguel.

Luciano Saravia, hijo y hermano de dos conocidos laderos del diputado Pedro Sández, el senador Ernesto Gómez y el intendente de El Quebrachal, Leonardo García, fue quien vendió el motor robado y quien lo retiró después de la finca donde lo había localizado la Policía para impedir el secuestro del equipo que el Municipio de El Quebrachal había adquirido con fondos públicos.

Eso ocurrió en la madrugada del domingo 9 de abril. Esa misma tarde el imputado compartió cuadreras en Tucumán con el fiscal Gonzalo Gómez Amado, quien nunca dispuso su detención.

El magistrado, hijo del senador de Anta, tiene un caballo de carreras que en aquella jornada turfística ganó y "dejó en silencio a las tribunas del Hipódromo de Tucumán ". Así lo remarcó Gómez Amado en una conocida página burrera. A Luciano Saravia le fue mal con su caballo "Eliseo" en la jornada hípica de Tucumán, pero él y su padre, Gustavo Saravia, tienen en su finca a una pura sangre con linaje de grandes campeones para sumar alegrías y dividendos.

Ellos la hacen correr con el nombre de "Seré Leyenda", y la promocionan como si fuera de su propiedad, pero el verdadero nombre de la yegua es "Histórica Special RDA" y pertenece a Rincón del Aguará, un haras de Curuzú Cuatiá (Corrientes), que puso el grito en el cielo por la retención y explotación ilegal de su zaina.

De novela

Los antecedentes del caso se remontan al 28 de octubre de 2012, cuando la potranca "Histórica Special", hija del padrillo "Sampa Special" y de la yegua "Miss Holland Charge", nació en el haras correntino que el 22 de abril de 2016 la prestó, por ocho meses, al amansador brasileño Marcelo Medeiros.

Cuatro días después de la firma del contrato de préstamo, Medeiros llevó la potranca a la finca de los Saravia, donde amansaba, colocaba herraduras y entrenaba caballos de carrera desde tiempo antes.

Ese vínculo, negado por sus supuestos empleadores, tuvo un quiebre en octubre de 2016, cuando Medeiros dejó la finca La Floresta en busca de mejores oportunidades laborales. Las encontró en otra caballeriza de Joaquín V. González, pero los Saravia no le permitieron llevarse a la yegua, que debía ser reintegrada a sus legítimos propietarios correntinos el 22 de diciembre de 2016.

Esa era la fecha de vencimiento del contrato de préstamo en el que Medeiros se comprometió a devolver a "Histórica Especial" al haras Rincón del Aguará "en perfecto estado de salud y aptitud física".

Denuncias dormidas

Pasaron siete meses desde el día en que Medeiros dejó La Floresta y más de cinco meses desde su primera denuncia contra Luciano y Gustavo Saravia por la retención y explotación ilegítima de la pura sangre, sin que el único fiscal penal que tiene Anta disponga hasta ahora medidas de prueba e impulse una investigación.

 

“Me están causando un gran perjuicio, porque no puedo devolver a la potranca a sus dueños.

 

Y encima la están explotando ilegítimamente en carreras, con grandes riesgos para su vida". Marcelo Medeiros

 

 

Gómez Amado ni siquiera respondió al requerimiento de una inspección ocular para que se constate el estado en que se encuentra actualmente la yegua de cinco años.

La primera denuncia, que fue radicada en la subcomisaría de El Quebrachal el 1 de diciembre de 2016, terminó el 2 de febrero último en una audiencia que no condujo a nada.

Cinco días después, el juez de paz de El Quebrachal, Oscar García, se constituyó en la finca La Floresta para notificar a los acusados de una carta documento con la que Medeiros los intimó a devolverle a "Histórica Special", en un plazo perentorio, bajo apercibimiento de iniciarles acciones penales por "estafa por retención indebida" y demandarlos civilmente por daños y perjuicios.

En esa misiva, el amansador brasileño negó la existencia de una supuesta deuda por estadía que alegaron los Saravia para retener a la pura sangre y aprovecharla, al margen de la ley, en al menos dos competencias de cuarto de milla en las que "Histórica Special" fue presentada como "Seré Leyenda" de la caballeriza "Saravia - El Quebrachal".

La hicieron correr con un nombre ficticio 

Una de las competencias en las que Luciano y Gustavo Saravia hicieron correr a “Histórica Special” con el nombre de “Seré Leyenda” fue el Clásico Día de la Madre, disputado el 16 de octubre de 2016, en el club hípico La Ñata, de Joaquín V. González.
La otra carrera fue organizada el 13 de noviembre de 2016 en el club hípico de El Quebrachal, que tiene instituido el nombre de “Don Zoilo García”, en homenaje al padre del actual intendente. Afiches y volantes con que se publicitaron esas competencias prueban el aprovechamiento ilegal de la yegua que continúa retenida en El Quebrachal. 
El pasado 1 de marzo, los Saravia fueron denunciados ante el fiscal Gómez Amado por estafa por retención indebida, delito tipificado en el artículo 173 del Código Penal. En esa presentación, Medeiros volvió a desmentir la supuesta deuda por estadía que alegaron sus exempleadores para apropiarse de la pura sangre e hizo notar que, incluso en el hipotético caso de que hubiera existido tal deuda, la explotación indebida de la yegua, con la que percibieron sumas dinerarias en cuadreras, sería causal de extinción del derecho de retención normado en el Código Civil. 
El amansador brasileño solicitó a la Fiscalía Penal de Anta el secuestro de la yegua para evitar que siga siendo explotada de modo ilícito con riesgos para su salud y su vida. Ante la impasividad del fiscal se reiteraron desde entonces dos veces los pedidos de diligencias probatorias sin respuestas hasta hoy.
Medeiros hizo reserva para reclamar una reparación de 5.000 dólares por mes, en consideración de la clase y sangre de la potranca, por el impedimento de ofrecer y vender sus embriones. 

Explosivo cruce de cartas documento

En una de carta documento que dirigió a Luciano y Gustavo Saravia el pasado 14 de febrero, Marcelo Medeiros los intimó a pagarle diferencias salariales, dos meses de sueldos adeudados y una indemnización por despido sin justa causa. En esa misiva, el amansador brasileño detalló las labores que realizaba en finca La Floresta, desde el 13 de enero de 2014, por un sueldo mensual de $4.000. También manifestó que la relación laboral cortada en octubre de 2016 se rigió por un acuerdo de palabra al que definió como “trabajo en negro.”
El mismo 14 de febrero, Luciano y Gustavo Saravia firmaron una carta documento que dirigieron no a Medeiros sino al titular del haras correntina Rincón del Aguará, Ignacio Acquarone. Le exigieron $120.000 por estadía y hotelería, tras invocar una supuesta comunicación verbal al titular del haras para que les pague $12.000 por mes por la atención de su pura sangre en El Quebrachal. 
Acquarone, doctor en ciencias veterinarias, rechazó esa carta documento por “improcedente, falaz y malintencionada”. Ayer, consultado por El Tribuno, reiteró que “con esa gente no tengo relaciones”. Negó que haya existido tal comunicación verbal de los Saravia. “Su exigencia por supuesta hotelería es un absurdo; nuestro haras es uno de las más importantes del país; gesta 150 potrillos de la mejor sangre cada año. Tiene la mejor genética, un laboratorio completo habilitado por el Senasa y la Sociedad Rural Argentina; un galpón con tres mangas adaptadas con pisos de goma y protectores acolchados para palpación, inseminación y trasplante embrionario; cuenta con 45 boxes con bebederos automáticos, extractores y ventiladores de techo; 18 piquetes para yeguas y potrillos; 10 piquetes para padrillos; duchas para los animales; galpones para ración; una pista de entrenamiento de 700 metros; una gatera propia para 9 caballos y la más avanzada tecnología. No necesitamos de su hotelería, como ellos la llaman, ni consentiríamos una barbaridad como la que urdieron en su carta documento. No tengo ni quisiera tener jamás relación alguna jamás con esta clase de gente”, puntualizó Acquarone, tras precisar que “Histórica Special” vale $450 mil.
Marcelo Medeiros, por su parte, ratificó que se desempeñó durante más de dos años con los Saravia y que él se encargó de los cuidados de la yegua hasta el día en que sus exempleadores le impidieron llevársela.
Ante el juez de paz de El Quebrachal, Gustavo Saravia afirmó que Medeiros “solo hacía servicios por su cuenta” en finca La Floresta y que le cobraban la “hotelería, alimentación y remedios” de la pura sangre.