Joaquín.V. González - El Secretario de Gobierno Dr. Walter Schloter, en dialogo con FM La Esperanza comunicó la necesidad de nombrar un veterinario a cargo del matadero.

Desde el municipio buscan acelerar los trámites de habilitación antes del cambio de gestión provincial que alargaría el proceso hasta que las nuevas autoridades tomen conocimiento del caso.

Tambien dio a conocer cuáles fueron las obras que se realizaron en el matadero para poder cumplir con su habilitación por parte de Asuntos Agrarios.

En ese sentido especificó que personal de Asuntos Agrarios de la provincia inspeccionó las obras relativas a los hornos crematorios para los desechos de los animales faenados, modificaciones dentro de las instalaciones de faena para tener una mejor higiene durante todo el proceso. Se incorporaron nuevos carros para decomiso, duchas, noqueadores y esterilizadores de las herramientas. "Estuvimos probando todo. La cámara frigorífica está en funcionamiento. Estos son aspectos sanitarios, pero en infraestructura se hicieron mejoras". Agrego que "la inspección de buena, fue positiva, ya el informe está siendo presentado en Salta por la gente que nos vino a inspeccionar", comunicó. Asimismo, sostuvo que es necesario realizar el nombramiento a la brevedad de quien será el responsable del matadero, cuyos requisitos son que sea un veterinario matriculado. Finalizada esta etapa se cierra el ciclo para poner nuevamente en funcionamiento el matadero municipal el próximo lunes. Un próximo objetivo será la obtención de un camión de transporte cárnico. El existente está habilitado, pero no es específico.

Los fondos para todas las refacciones fueron de la municipalidad. El equipamiento fue comprado en Buenos Aires y Santa fe, provincias donde se encuentra este tipo de infraestructura.  "Entre los carros y los esterilizadores que son tres, estamos hablando de casi 10 mil dólares", sostuvo. La inspección estuvo a cargo de dos veterinarios de Asuntos Agrarios.

Sobre el problema de habilitación que tenía el matadero explico que se debió a un doble requisito nacional y provincial. Por un lado, el permiso o documento de tránsito de los animales -DTA- que es un requisito nacional y, por el otro, la exigencia de tener esterilizadores y nuevos carros de decomiso en las instalaciones.

"Económicamente no funciona, no es rentable el matadero", sostuvo, pero aclaró que hay una decisión política de sostenerlo porque provee un servicio destinado a los pequeños productores para que puedan faenar en condiciones sanitarias y legales los animales que crían. Son cinco las carnicerías que necesitan del matadero en la localidad. "El 85% trabaja con carnes de frigorífico y son diez personas las que trabajan", especificó.