Resultado de imagen para martín miguel de güemes

Homenaje a Martín Miguel de Güemes - El 17 de junio de 1821 falleció el General Martín Miguel de Güemes, luego de una artera emboscada en la ciudad de Salta.

Fuente: elancasti.com.ar

 

Podríamos expresar con justicia que Güemes junto con San Martín y Belgrano, son los padres fundadores de la Patria.
Cuando San Martín marchó hacia el Norte para hacerse cargo del Ejército Auxiliar al Alto Perú lo hizo acompañado de Güemes, pues ya conocía los antecedentes del bravo guerrero salteño, quien había estado en la defensa contra las invasiones inglesas y luego en las primeras expediciones a lo que hoy es Bolivia. También Güemes participó del primer triunfo de las armas patriotas en Suipacha y en varias acciones contra los realistas. Era un gran conocedor de las sierras, montes y valles puneños de su tierra natal, de Jujuy y de Tarija.
San Martín había comprendido con la perspicacia propia de los conocedores de los hombres, que Güemes era el indicado para actuar en un ámbito donde se había mostrado como guerrero insuperable.
"La patria no hará camino por el Norte, le dijo San Martín a Pueyrredón; mi plan continental tendrá como puntal las acciones de una guerra de recursos que hará Güemes con un puñado de gauchos salteños, jujeños y tarijeños, impidiéndoles salir de los espacios urbanos que mantienen en su poder. Su misión será proteger y asegurar que nuestras espaldas no sean amenazadas por las invasiones realistas desde el Ato Perú; mientras yo con un ejército que prepararé en Mendoza para cruzar los Andes, y junto con los chilenos amigos independizar ese país. Después, por vía marítima tomar el centro político y militar más importante de América del Sur, que es Lima".
Y Güemes por más de seis años rechazó siete invasiones, sostuvo más de cien combates con los realistas, al frente de sus gauchos; campesinos que cuando eran llamados acudían montados en sus veloces y diestros caballos criollos, armados con tacuaras, sables y boleadoras. Así, resultaba una tropa económica, ligera y numerosa, fácil de convocar al sonido de las campanas de las iglesias y de señales de humo que prendían en las cumbres de los cerros, a la vez que les servían para transmitir información sobre el tipo y cantidad de invasores.
Los realistas podían avanzar por caminos y sendas, pero no podían asegurarse el control del territorio y la obtención de los recursos alimenticios ni de ganado, que se hallaban en los valles; allí se encontraban con los habitantes que fieramente defendían lo que para ellos era la vida y la subsistencia de sus familias.
Esta es la explicación del porqué tan tenaz resistencia: el amor a su tierra y a sus generaciones.
Y seguían fielmente a su caudillo, que se había ganado el respeto y la adhesión con su presencia y su ejemplo. Güemes era el primero en montar, el primero en atacar y el último en retirarse. Se había criado en el campo, pero tenía una esmerada enseñanza formal, por lo que adquirió el carisma de un caudillo que compartía sus conocimientos con todos; también los aborígenes y esclavos veían en él representadas la causa patria y la posibilidad de libertarse.
En definitiva, fueron los pilares fundamentales que sostuvieron la defensa de la frontera, solos y sin el apoyo ni ayuda de las otras provincias.

Sin mengua y hay que decirlo, la actual República Argentina les debe a todos, mujeres y hombres norteños, que lograron la contención del invasor, la libertad y la independencia nacional.
A casi doscientos años de esa fecha, recordamos al General Martín Miguel de Güemes por habernos dejado su ejemplo y sus valores: honradez, valentía, respeto, espíritu de sacrificio y lealtad. Valores que son los que se encuentran vigentes en sus herederos y sucesores, los integrantes de nuestra respetada Gendarmería Nacional Argentina.

CNL.(R) Héctor Evaristo Sánchez 
DNI 6.966.346 
Secretario Asoc. Cultural Sanmartiniana Catamarca