LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 0

Ayer 157

Esta Semana 618

Este Mes 2100

Total 3664996

Currently are 109 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

La obra del Ramal C12 está parada y la UTE a cargo, embargada

San José de Metán - La jueza de Metán Olga Sapag hizo lugar a una medida cautelar por deudas millonarias.Hay 23 trabajadores de la zona de obras del Ramal C12 perjudicados por estas maniobras. Embargos en las oficinas de la UTE en Joaquín V.Gonzalez

Fuente:El Tribuno On Line

 

 
Adrián Quiroga
Adrián Quiroga

 

 

Se realizaron embargos de máquinas en una cantera de El Galpón y en las oficinas de la UTE en Joaquín V. González por $2.087.382,86.

En el sur de Salta, la promocionada obra de recuperación y mejoramiento del Ramal C12 del ferrocarril General Belgrano está paralizada y, como si esto fuera poco, el jueves pasado embargaron a la UTE a cargo de la renovación total de la infraestructura de las vías.

La jueza del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Metán, Olga Zulema Sapag, resolvió hacer lugar parcialmente a la medida cautelar solicitada por el vecino de El Galpón, Francisco Martín Giménez, a través de su abogado, Hugo Pinto, para que se trabe embargo preventivo sobre los bienes que posee la unión transitoria de empresas (UTE), Ucsa SA, Spavias Engeharia Ltda. y Performar S.A., por la suma de $2.087.382,86.

La causa de la obligación tuvo origen en marzo pasado, cuando el galponense Giménez tomó contacto con personal responsable de las firmas Ucsa SA y Spavias Engeharia Ltda. y comenzó a partir de allí a suministrarles materiales de construcción, elementos de seguridad y otros enseres destinados a la instalación de una cantera para la extracción de piedra en la zona del cerro Colorado, distante a unos 50 kilómetros de El Galpón.

La construcción se ejecutaba dentro de las obras enmarcadas en el llamado Plan Belgrano.

 

 

El demandante agregó que luego de conversaciones mantenidas con los ingenieros responsables de las firmas Ucsa SA y Spavias Engeharia Ltda., acordaron que prestaría servicios de obra y construcción que eran necesarios para seguir avanzando con la explotación de la cantera.

Debido a ese acuerdo Giménez procedió a la contratación de 23 trabajadores de El Galpón y El Tunal, como así también de los servicios relacionados con la comida y el transporte del personal.

Las obras

Los servicios prestados comenzaron a partir de la segunda quincena de marzo y realizaban los trabajos según se les indicaba desde la empresa, sin existir inconveniente alguno en la ejecución de los mismos.

En la demanda, Giménez sostuvo que los inconvenientes con los contratantes se iniciaron en el momento en el que las empresas debían realizar los pagos de cada una de las facturas correspondientes. Destacó que desde abril comenzaron a dilatarse injustificadamente, retrasándose así la retribución a los trabajadores contratados.

Los trabajos se continuaron realizando hasta la primera quincena de junio, con distintos pagos parciales y a destiempo.

Pese a varios pedidos verbales y escritos a los responsables de la empresa, las liquidaciones no se efectuaron.

 

 

Embargos, deudas y desocupación

Debido a las pruebas presentadas, la jueza Sapag, de Metán, resolvió hacer lugar parcialmente a la medida cautelar solicitada por el demandante y ordenó, bajo exclusiva responsabilidad del peticionante, el embargo preventivo de dos máquinas trituradoras que se encuentran en la cantera del cerro Colorado en El Galpón y sobre bienes muebles y/o maquinarias o vehículos de propiedad de las demandadas, que se encuentran en el inmueble donde está el obrador y las oficinas administrativas, en la zona del ferrocarril, sobre calle 20 de Febrero, en Joaquín V. González. La medida se llevó a cabo el jueves pasado, con presencia policial.

Las deudas

“Adeudan la primera y segunda quincena de mayo y la primera quincena de junio, más los gastos de comida y transporte, entre otras cosas”, dijo el abogado Hugo Pinto. “La UTE reconoce la deuda. La obra de renovación de las vías está paralizada”, destacó el letrado.

Vías en mal estado

En septiembre de 2016 el abandono del ferrocarril quedó en evidencia, cuando los rieles se abrieron unos cuatro metros provocando el descarrilamiento de una formación de carga que se dirigía de Metán a Joaquín V. González.

El siniestro se produjo en el Ramal C-12, cinco kilómetros al norte de San José de Metán. El tren no llevaba carga y el conductor de la locomotora, que arrastraba 24 vagones, resultó ileso.

La formación circulaba de oeste a este, por una recta, cuando se produjo el descarrilamiento y el vuelco de ocho vagones. Un noveno quedó semivolcado y pudo ser puesto nuevamente sobre las deterioradas vías con un importante esfuerzo.

El Tribuno recorrió la escena del siniestro y era impactante la imagen de los vagones volcados. Los expertos del ferrocarril comenzaban a realizar peritajes para determinar si hubo fallas en las vías o problemas con algún vagón. Las vías se abrieron y los durmientes de madera de quebracho se veían destrozados y esparcidos por el lugar. Los ocho vagones terminaron volcados hacia el norte de las vías y a la mayoría se le desprendieron las ruedas. Según pudo saberse, el conductor de la locomotora continuó su recorrido con cinco de los 24 vagones.

El Ramal C12 de la red de vía estrecha del Ferrocarril General Belgrano tiene una extensión de 497 kilómetros entre las cabeceras Metán y Avia Terai. Corre paralelamente a la ruta nacional 16. Sus vías se usan para trenes de carga para la empresa estatal Trenes Argentinos Cargas. No presta servicios de pasajeros desde la década de 1970.