LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Mira el esquema de televisación de partidos

El Mundial Rusia 2018 vivilo en HD en dibox

Mira el fixture completo dias/horarios de todos los partidos

Visitantes

Hoy 128

Ayer 126

Esta Semana 585

Este Mes 2673

Total 3658408

Currently are 139 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 
 

A pesar del amplio prontuario -fue denunciado al menos en siete oportunidades-, Carlos Rodolfo Ferro Podestá de 38 años, oriundo de Joaquín V. González, fue condenado por primera vez por la Justicia salteña. El cinco de octubre del año pasado golpeó sin piedad a Luis Pablo Ibáñez, el letrado que finalmente logró llevar a juicio oral y público al empresario anteño. Aunque pese al rótulo de "público", la audiencia desarrollada ayer en la Sala II del Tribunal Unipersonal de Metán, a cargo del doctor Sebastián Fucho, a dos medios locales les negaron la posibilidad de ingresar.

La audiencia comenzó a las 9 y terminó cerca de las dos de la tarde. El fiscal de la causa fue el doctor Sergio Caballeros, mientras que el imputado Ferro Podestá contó en la defensa técnica con los servicios de José Retuerta, las partes querellantes estuvieron integradas por el mismo damnificado, el doctor Pablo Ibáñez y Oscar Guillén, mientras que por primera vez en la historia judicial de la provincia el Colegio de Abogados se presentó como querellante en una causa. Desde el Colegio consideraron que las agresiones contra Ibáñez fueron en el marco del ejercicio de su profesión. Podestá fue condenado por ser el "autor del delito de lesiones" contra Ibáñez.

"Tenía mis dudas por todos los antecedentes con los que cuenta este tipo y ninguno pudo llegar a juicio oral y público", le dijo a El Tribuno el doctor Ibáñez, quien recibió una tremenda paliza el 5 de octubre en Joaquín V. González luego de detallar los hechos de una denuncia contra dos familiares del acusado, el fiscal penal de esa ciudad, González Gómez Amado -primero de Ferro Podestá-, y la abogada Dana Segovia -esposa-, a quienes acusó de "cohecho, tráfico de influencias y asociación ilícita".

"Estoy conforme con el solo hecho de que se lo haya condenado, eso me pone feliz porque se trata de tipos que han gozado siempre de muchísima impunidad en el departamento de Anta. El solo hecho de que se lo haya condenado marca un antes y un después en la historia de Anta", expresó Luis Pablo Ibáñez.