LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 63

Ayer 76

Esta Semana 139

Este Mes 177

Total 3550034

Currently are 85 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

 

 

Los jugadores de Gimnasia hoy no le responden al técnico y el entrenador tampoco le encuentra la vuelta al equipo. Si bien ante cada crisis casi siempre es el DT el fusible que suele saltar, pese a que en este caso a Víctor Riggio no le caben todos los “números”.

Las responsabilidades por este magro presente de Gimnasia también parten desde adentro del campo de juego, de los jugadores, los encargados de ejecutar en cancha, sin desligar a los dirigentes de su cuota de culpa por el plantel que se armó. Pese a ello, todo indica que el primer golpe de timón será la salida del Tano, que sería consensuada y oficializada una vez que el plantel retorne a Salta tras el largo viaje desde Chaco.

Lo cierto es que al cierre de esta edición no hubo decisiones tajantes: primó el silencio lógico y la cordura tras un golpe difícil de asimilar, pero que necesita replanteos urgentes y decisiones firmes para evitar la catástrofe. Porque la situación es crítica, los tiempos se acortan y el descenso está más cerca.

 

Zapla lo complicó aún más

Altos Hornos Zapla complicó aún más el panorama de los equipos salteños en el Federal A, y más aún el de Gimnasia y Tiro, ganando su partido y saliendo de la zona de descenso y de desempate. El merengue, próximo rival del albo el domingo en Salta, logró una victoria vital en Palpalá, ante San Martín de Formosa, por 2 a 0, con goles de Juan Méndez y Martín Abraham, a los 20’ y 40’ del segundo tiempo, ya cuando los parciales jujeños comenzaban a desesperarse.

En el restante encuentro, San Jorge vencía con comodidad 2-0 a Chaco For Ever en Tucumán, pero el albinegro lo dio vuelta en el complemento. De terminar hoy el torneo, Gimnasia y Juventud perderían la categoría. El fútbol salteño está tocando fondo.