LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 78

Ayer 120

Esta Semana 312

Este Mes 1569

Total 3641429

Currently are 73 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

Mundo Santo - Cada año se renuevan las ilusiones de ascenso en los clubes salteños. Y este 2018 no es la excepción. Gimnasia y Tiro por un lado, y Juventud Antoniana por otro, afrontarán durante el primer semestre del corriente año la Fase Final del Federal A, que otorga dos ascensos para la B Nacional.

Fuente:Nuevo Diario de Salta On Line

 

El 2017 no fue un buen año para Juventud, que transita un momento preocupante en lo futbolístico e institucional.

Sin embargo, las realidades de ambos clubes separan su recorrido para llegar a la gloria.

Por Juventud Antoniana, el panorama es radicalmente opuesto a Gimnasia y Tiro. El club transita un mal momento no sólo en lo futbolístico sino también en lo institucional, tanto así que el propio presidente, José Muratore, lo reconoció públicamente.

Por un lado, el “Santo” viene de fracaso en fracaso. En la temporada 2016/17 del Federal A logró acceder al Nonagonal final, pero su campaña irregular lo mandó a la Reválida, quedando eliminado también en manos de Cipolletti -el verdugo de los salteños el año pasado-, una llave antes que Gimnasia y Tiro.

En el torneo en transcurso, el desempeño del equipo de Lerma y San Luis tuvo sus altibajos, y uno de los inconvenientes fueron los problemas extrafutbolísticos, principalmente de indisciplina, que tomaron estado público.

Además, la relación con Nazareno Godoy, quien dio un paso al costado finalizada la etapa clasificatoria, y el plantel, ya estaba desgastada.

Ahora, con Gustavo Módica como DT, Juventud buscará levantar el aplazo con el que finalizó la primera etapa, y esquivar un nuevo fracaso. La efectividad fue de un 44% en el primer tramo de este torneo, con 24 puntos en 18 partidos.

En el marco institucional, “Pepe” Muratore reconoció públicamente el grave estado económico del club, con deudas al plantel y al Consejo Federal (que ya está arreglada), pocos ingresos y pocos recursos. Un panorama preocupante para el “Santo”.