Grupo

Campeón y Ascenso - El “Cuervo” logró el ansiado regreso al Federal “A” y ahora apuesta a más. Fueron varios los aspectos que hicieron que el 2019 marche sobre ruedas y sea un año de objetivos cumplidos.

Fuente:ArengaDeportiva.com.ar

 

ARENGA DEPORTIVA te invita a compartir la opinión.

 

El número 1

Pegini 1

Asistencia perfecta. Recibió solamente 10 goles, se adueñó del arco de Central como si toda su carrera hubiera sido en el club, y consiguió el segundo título consecutivo tras el obtenido con San Antonio. Recibió el apoyo de todos, inclusive el del “Gato” Lucas Rodríguez, en el momento más difícil debido a su lesión en el hombro, y logró ser campeón con el club de sus amores. Las atajadas de Mauricio Pegini valieron tanto como los goles de los delanteros del equipo.

 

El soporte

Soporte

Desde atrás hacia adelante, como se deben armar los equipos según los libros del fútbol. Una línea de 4 que permitió que Central sea uno de los elencos con la valla menos vencida del Regional y con aportes en los arcos rivales como los 2 goles anotados por Patricio Krupoviesa, el de Federico Rodríguez, y aquél de Nicolás Aguirre a San Antonio. Junto a Leandro Beterette y Eduardo Buruchaga, armaron una muralla que fue de menor a mayor en rendimientos.

 

El capitán

Capitán

Le dieron la cinta y lideró un grupo que en cancha tenía muy marcadas las normas para lograr el objetivo. De marca y corazón. Ante todo, el respeto por la autoridad, su técnico; y rebeldía futbolística. El 5 de Central Norte tuvo nombre y apellido: Osvaldo Young.

 

El motor del equipo

Motor1

Matías Iglesias tuvo muchas oportunidades para estar en categorías superiores, inclusive en Primera División y en el exterior. Se puso el equipo al hombro contra River, en Copa Argentina. Aportó un gol, pero fue lo menos importante, porque dejó el alma en cada pelota. Hecho a molde para vestir la camiseta de Central y jugar como lo marca su historia. “Este club me hizo profesional”, dijo. Salteño. De ¿Federal “A”?, como mínimo.

 

El lírico y más aportes de goles

Lirico Y Gol

Lucas Quiróz llegó desde Rafaela para ponerse la 10 de Central y darle el desequilibrio necesario al equipo. Apuesta de Medrán que siempre rindió a pesar de la lesión que parecía dejarlo fuera del torneo. “Vamos a traer un paraguayo Sub 23”, le había asegurado Héctor De Francesco a ARENGA DEPORTIVA cuando se armaba el equipo, y ese buen tino trajo otros 8 goles más para que Ronaldo Martínez sea un arma importantísima desde el banco.

 

Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir

Goleadores1

Si de delanteros titulares hablamos, Fabricio Reyes sumó 16 goles en la competencia, además de ratificar el rótulo de ídolo para el hincha “Cuervo” con la obtención del campeonato; y otros 13 fueron por obra de Diego Núñez, inclusive los dos de la Final. Reflejos de la mejor dupla ofensiva de la competencia que se alimentó, además, por los 8 tantos de Ronaldo y el que convirtió Aarón Varela.

 

Una estructura desde el inicio del ciclo

Once ideal

“Todos mis jugadores son titulares”, aseguró Ezequiel Medrán. Sin embargo, siempre dio la sensación de que en su cabeza había un once armado, y a pesar de que solamente lo pudo poner en cancha dos veces, por lesiones o suspensiones; el equipo que goleó 6 a 0 a Mitre, y en el 3 a 0 frente a Cuyaya, con: Pegini; Beterette, Rodríguez, Krupoviesa y Buruchaga; Valsagna, Iglesias, Young y Quiróz; Núñez y Reyes, ¿habrá sido el ideal?

 

El grupo humano

Reyes Xiomara

Tal vez lo que ayudó a conseguir el objetivo, además de la jerarquía del plantel para la divisional. Todos para adelante; titulares, suplentes, los que no eran convocados, grandes y chicos. Pasaron momentos personales difíciles de superar, pero el grupo se transformó en una familia con ángeles acompañando desde el cielo.

 

El cuerpo técnico

Zurita Medrán

El 50% de este grupo logró el primer título haciéndose cargo de un plantel y por primera vez. Debut y título, para Ezequiel Medrán como entrenador, y para un tal Cristian Zurita como ayudante de campo. El profe Víctor Cuellar, y el entrenador de arqueros Federico Acuña, ya conocían de logros, sumaron uno más, y complementaron un cuerpo técnico con sangre negra en las venas, experiencia, conocimiento y profesionalismo. Conocé el detalle: https://bit.ly/2XUXP3q

 

La dirigencia

Presidente

Con Héctor De Francesco a la cabeza, y luego de varios intentos fallidos de regresar a la tercera divisional, finalmente se dio. Costó, pero volvió. Hubo mérito al apostar por un técnico nuevo y rodearlo bien, y de armar un plantel a la altura del peso y la responsabilidad de vestir una camiseta como la de Central. Para los dirigentes, la tercera, si fue la vencida.

 

Su gente

Hinchada Central Norte

La convocatoria desde aquella primera fecha, frente a Peñarol, hasta la definición del Regional Amateur, no bajó de las 6.000 almas “Cuervas” en el estadio Padre Martearena. ¿Cómo terminó la historia? Con un ascenso al Federal “A” y más de 23.000 personas siendo testigos presentes del objetivo cumplido. Histórico.