LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 38

Ayer 92

Esta Semana 300

Este Mes 2003

Total 3574777

Currently are 170 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Fuente:El Tribuno On Line

 

El clásico entre Gimnasia y Tiro y Juventud Antoniana tuvo un buen marco con casi nueve mil personas y dentro del estadio Gigante del Norte no se registraron incidentes, pero afuera y luego del clásico, se produjeron hechos de violencia que evidenció fallas del operativo.
Tras el partido, el presidente de Juventud, Gustavo Klix, junto a otros directivos antonianos, fueron agredidos por unos simpatizantes de Gimnasia y Tiro en las adyacencias del estadio y tuvo que intervenir la policía. Pero la zona debió haber sido más controlada.
Otros hinchas del albo fueron a buscar a los jugadores por la calle Vicente López tras la derrota y uno de los futbolistas que sufrió las consecuencias fue Matías Macoritto, un jugador del club. Lamentable.
Setecientos efectivos fueron designados para el operativo de seguridad que contó con el sistema biométrico en los ingresos al Gigante del Norte y estuvo a cargo del comisario Gabriel Ferrufino. Además, arrojó 75 detenidos.
En cuanto a la concurrencia de público, la popular de Juventud estuvo repleta y la gente de Gimnasia respondió en todos los sectores.
La salida al campo de juego contó con fuegos artificiales en la bandeja de calle Leguizamón pese a la prohibición de la pirotecnia. Otro error del operativo.
Algunos hinchas tampoco colaboraron con la organización. No fueron pocos los de Gimnasia que llegaron incluso después de las 14 para tratar de comprar sus entradas pero la venta ya había finalizado. Y los simpatizantes de Juventud ingresaron promediando la media hora de juego.