LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 83

Ayer 96

Esta Semana 382

Este Mes 1727

Total 3568760

Currently are 68 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 
 

Nadie aseguró en Gimnasia y Tiro, si el DT Daniel Ramasco, seguirá en el cargo. Una vez que finalizó el clásico con Juventud en el Gigante del Norte, cada dirigente se fue a su casa. “No nos juntamos, no era el momento”, adelantó uno de los miembros de la mesa directiva del albo, quien no quiso dar mayores precisiones si el entrenador continuará en sus funciones para dirigir al equipo en la serie que queda de los desempates.
A Daniel Ramasco le tocó vivir el clásico muy ofuscado. Al finalizar el primer tiempo y con sus dirigidos perdiendo, al DT lo vieron retirarse con lágrimas en los ojos hacia los vestuarios cuando el momento requería otra cosa. El albo necesitaba su frialdad para revertir la historia. 
Minutos antes del entretiempo, los plateistas le recriminaron a sus familiares en ese sector del estadio, cuando Juventud ya ganaba por 2 a 0.
Con Ramasco en la conducción, el equipo tuvo un profundo bajón, no clasificó a la pelea por el primer ascenso y en la reválida quedó muy expuesto al descenso.
A todo esto, el DT del albo, en la puertas de ingreso al Gigante del Norte, dio la cara y atendió a la prensa luego de la derrota: “Hablé con el plantel y le pedí que no hable nadie para tranquilidad de ellos. Como se los dije, tenemos una vida más y la vamos a agarrar. Más allá de lo que se diga, yo estoy acá, a disposición de todos. Estoy con ellos y no me bajo del barco ni por casualidad. No me voy de acá hasta que lo deje a Gimnasia en el Federal A”.
En uno de los párrafos de la nota con Ramasco, se refirió al inconveniente familiar en la zona de plateas. “Que me insulten a mí, no a mi hermana, a mi hija nunca. A mí me pueden encontrar en el club, lo espero al que quiera”, manifestó el DT, que quedó en el ojo de la tormenta.