LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 82

Ayer 135

Esta Semana 656

Este Mes 2364

Total 3661725

Currently are 107 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

Fuente:El Tribuno On Line

 

Javier Corbalan

Tanto en Gimnasia y Tiro como en Juventud, sus complicadas realidades económicas y su conclusión de que el gasto excesivo en jugadores foráneos no viene dando los resultados esperados, por voluntad, convicción, conveniencia, última instancia o lo que sea, están echando mano a los elementos canteranos.

Y si bien en el albo son convencidos, según las palabras de su vicepresidente Juan Carlos Ibire, que un plantel compuesto íntegramente por juveniles no le otorgará éxitos al plantel profesional, lo cierto es que esta vez todo se encamina a que sea mayor el número de valores “de la casa” que serán fogueados y que tendrán chances, siempre y cuando demuestren estar capacitados para potenciarse con las herramientas que se les brinde.

Para este torneo la intención primordial de la dirigencia millonaria es sostener a 12 futbolistas de la base de la temporada pasada (dos de ellos emigraron a otro club y uno -López Macri- están en duda). Por ello, en caso de mantener a la mayoría, solo se buscarán 4 o 5 refuerzos de talla y serán entre 9 y 10 los juveniles que comenzarán a trabajar fuerte y con una preparación especial con el DT Riggio desde el 16 de julio, para brindarles la mejor puesta a punto posible y “educarlos” en el compromiso y la exigencia del profesionalismo.

Entre ellos, Lucas Nallim, Matías Macoritto (ya sumó experiencia de plantel superior la temporada pasada), Juan Pablo Pereyra, Martín Mogni (goleador de la primera local) y Joaquín Mateo (volvió al club) son los nombres en los que el Tano y la dirigencia depositaron confianza. “Algunos de ellos vienen trabajando hace dos años con la primera y ya tienen que definirse. Los chicos también tienen que poner de ellos mismos. El técnico también quiere ganar, se jugará su prestigio y no les regalará el puesto. Veremos esta vez quién se consolida”, le dijo Ibire a El Tribuno.