LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

Visitantes

Hoy 116

Ayer 164

Esta Semana 116

Este Mes 3744

Total 3602902

Currently are 222 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

 

 

Pasado Quito, la primer experiencia internacional como visitante en la historia con la angustia por los inconvenientes del viaje, Atlético Tucumán se presentó en Cartagena y cayó con Junior de Barranquilla por 1-0. El Decano tuvo un buen encuentro en el que mostró carácter y fue ambicioso, pero cayó en la ida de la tercera ronda de la Copa Libertadores y ahora deberá darlo vuelta como local. El ganador de la llave irá al grupo de Jorge Wilstermann, Peñarol y Palmeiras.

El primer tiempo mostró un partido en donde no abundaron las jugadas colectivas ni situaciones. El ritmo fue lento, pausado y sin sorpresas en las áreas. Con más traba que fútbol, por momentos la bola surcaba más el cielo colombiano que el césped del Olímpico Jaime Morón León (se jugó en la cancha de Real Cartagena, que actúa en la Primera B porque el Metropolitano de Barranquilla está en refacciones).

Los tucumanos defendieron bien, sin resignar el ataque cada vez que tenían la pelota. En tanto, los colombianos no supieron cómo hacer daño al planteo propuesto por los de Pablo Lavallén y cada vez que pudieron rematar al arco se encontraron con un sólido Cristian Lucchetti.

Atlético tuvo la mejor ocasión a los dos minutos. Tras una serie de toques a la salida de una pelota parada, Bruno Bianchi cabeceó sin oposición defensiva y la mandó por arriba del travesaño. Fue la más clara para la visita.

Como se dijo, en esos cuarenta y cinco minutos los dirigidos por Alberto Gamero no le encontraron la vuelta a la defensa, ni a sus propias limitaciones. Solamente dos jugadas para rescatar. A los 28' una corrida rápida de Robinson Aponzá que desactivó Luchetti antes del peligro. Diez minutos más tarde, la mejor: otra buena respuesta del arquero ante un remate de Roberto Ovelar.

En el complemento llegarían más llegadas y el único grito del partido. A los 11', Leandro González reventó el palo izquierdo del arquero Mario Viera. El delantero encaró desde la izquierda del ataque hacia el centro del campo y remató rápido desde afuera del área, sin darle chance de reacción a la defensa. Terminó siendo la mejor del encuentro para los tucumanos.

Cuando la hinchada local se impacientaba por la falta de juego y Atlético manejaba los tiempos, llegó la mejor jugada colectiva de los colombianos. A los 26 minutos y medio Johnatan Estrada cedió para Jorge Aguirre, quien desbordó por la derecha y centró para que aparezca por el medio Aponzá. Un premio a la jugada colectiva, pero no al juego que había desplegado el conjunto local.

Los cambios le hicieron bien al conjunto de Barranquilla, que encontró en Jorge Aguirre y Bernardo Cuesta a os más peligrosos y difíciles de marcar. Justamente a falta de cinco minutos para el final. Lucchetti se volvió a lucir al taparle un cabezazo a Cuesta, tras centro de Aguirre.

El Decano tuvo la suya para empatar a los 29. Zampedri se anticipó a Balanta y exigió al arquero, de buena atajada en el medio del arco. El conjunto tucumano mostró carácter y ambición, pero no pudo sostener el cero en su arco ni marcar el ansiado gol de visitante. Por esto, deberá cuidar su arco como local y marcar al menos dos goles para pasar directamente al grupo 5.