LRK 350 FM La Esperanza 100.1Mhz

"Nuestro norte es el sur"..., de Salta para el mundo || S.I.L.E. Servicio Infomativo FM La Esperanza

 

Visitantes

Hoy 83

Ayer 119

Esta Semana 83

Este Mes 2319

Total 3654670

Currently are 118 guests and no members online

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

Clima Joaquín V. González

 

 

Muchas enfermedades se transmiten por falta de higiene de las manos o por lavado incorrecto, por lo que las recomendaciones apuntan a dedicar atención a este tema, tanto en el ámbito sanitario como en el hogareño.

 
La Organización Mundial de la Salud instituyó el 5 de mayo como Día Mundial del Lavado de Manos, dada la importancia de la correcta higiene de las manos para prevenir enfermedades o complicaciones, tanto en el ámbito hogareño como en el hospitalario.
 
Con el lema “Está en sus manos prevenir la sepsis en la atención sanitaria”, la OMS da una serie de recomendaciones dirigidas a los profesionales de la salud, los pacientes y sus familiares, como a la comunidad en general.
 
Los profesionales que se desempeñan en el ámbito sanitario deben observar los llamados “cinco momentos” para higienizar sus manos, a fin de prevenir la septicemia en la atención de personas: antes del contacto con el paciente, antes de realizar tarea aséptica, después del riesgo de exposición a líquidos corporales, después del contacto con el paciente, después del contacto con el entorno del paciente.
 
A las personas en general se recomienda lavarse las manos antes de preparar o comer alimentos y tocarse los ojos, la nariz o la boca y después de ir al baño, jugar, tocar una mascota o tomar un objeto sucio; toser, estornudar o sonarse la nariz y cambiar un pañal.
 
La mejor forma de prevenir enfermedades es la correcta higiene de manos, con lo cual se evita que los microbios pasen de una persona a otra. Las manos deben lavarse con jabón antes de comer, después de usar el baño, después de cambiar pañales, después de sonarse la nariz, toser o estornudar, después de haber tocado animales y alimento o excremento de ellos, después de manipular basura, antes, durante y después de manipular alimentos, antes y después de atender a un enfermo.
 
La forma correcta de lavarse las manos es con agua corriente limpia y jabón. Se debe frotar el jabón en las manos mojadas hasta que haga espuma, cubriendo dorso, entre los dedos y debajo de las uñas. La frotación debe hacerse por un mínimo de 20 segundos, tras lo cual se debe enjuagar bien con agua corriente limpia y secar con toalla limpia, preferentemente descartable.
 
Si no se dispone de agua y jabón y las manos no están visiblemente sucias, se puede usar alcohol en gel.
 
Si se usa desinfectante de manos se debe aplicar el producto en la palma, frotar sobre toda la superficie de las manos y entre los dedos, hasta que el producto desaparezca y las manos estén completamente secas.